Los 9 entrenadores que marcaron el 2019: Klopp, Gallardo, Maradona y otros DT que generaron impacto por títulos, estilos o controversias

Ariel Ruya
lanacion.com

No son -de modo excluyente- los mejores 9 entrenadores del planeta. Son, eso sí, los técnicos que marcaron el pulso del año, los que más dieron que hablar durante 2019. Los DT que generaron un impacto mayúsculo, por su sola presencia, por títulos, estilo, grandes batallas, controversias y derrotas que no los desterraron. Sobre todo, son los personajes imprescindibles que escribieron la historia que está por terminar. En nuestro medio y en las principales ligas de Europa. El mejor del mundo es Jürgen Klopp, el creador de una sinfonía maravillosa en Liverpool, ganador del Mundial de Clubes, campeón de la Champions League y líder de la Premier League, con 10 puntos de ventaja y un encuentro menos. Hay otros ocho, de una nómina que encierra sentido común y, por qué no, una buena dosis de discusión y polémica típicamente futbolera.

1- Jürgen Klopp (52 años)

Es el mejor entrenador del mundo, el creador de un equipo que marca una época, Liverpool. Años atrás, era señalado por no sellar en las grandes ligas las buenas intenciones de sus equipos -agresivos, audaces, corales-, sobre todo aquel vistoso y colérico Borussia Dortmund. El alemán se unió con Liverpool en 2015 y cambiaron el destino, juntos, para siempre. Sobre todo, en este año: campeón de la Champions League, de la Supercopa de Europa y, recientemente, del Mundial de Clubes. No sólo dejó atrás la maliciosa estela de "perdedor", sino que convirtió a un equipo adormecido por los lauros del pasado en una máquina de ganar y gustar. Además, creó los cimientos de la carrera final rumbo a la Premier League, con diez puntos de ventaja sobre Leicester, su próximo rival.

2- Jorge Jesús (65)

Es la revelación mundial y no sólo por sus conocimientos y pergaminos, probados de sobra en sus campañas en Portugal, sobre todo, en Benfica. El portugués abandonó la zona de confort en Europa -y un breve paso por Al Hilal Saudí-, cruzó el océano y aterrizó en el gigante de esta parte del mundo. Flamengo debía abandonar el exclusivo calor de los 40 millones de hinchas por vueltas olímpicas. Se lo debía a su historia. El veterano entrenador llegó en junio y, en un puñado de meses, transformó la historia. Se consagró en la Copa Libertadores -en un final inesperado frente a River en Lima-, logró el Brasileirao con 90 puntos, 16 más que Santos, el perseguidor y con 86 goles en 38 encuentros. Y tuvo un digno papel en el Mundial de Clubes.

3- Marcelo Gallardo (43)

Es el mejor entrenador de nuestro medio, el más exitoso de la historia de River, con 11 títulos. Logró dos trofeos durante 2019: la Recopa, frente a Paranaense, y la Copa Argentina, contra Central Córdoba. Estuvo a un paso de conseguir la tercera Libertadores, pero se le escurrió en un puñado de minutos -contra Flamengo, en Lima-, que le provocó el golpe más inesperado de su carrera. Días después, voraz como siempre, se consagró en Mendoza. Con destino de selección, con un lógico proceso previo en Europa, su estilo de conducción seduce a (casi) todos. Hasta Pep Guardiola le mostró admiración. Los elogios son parte de su rutina, basada en el esfuerzo, el compromiso y la voracidad por la alta competencia.

4- Eduardo Coudet (45)

Convirtió a Racing en un club ganador, con un estilo definido, siempre al ataque, más allá de los cambios de los últimos tiempos, para resguardar una estructura que había perdido cierta tenacidad. Logró la Superliga, con un óptimo rendimiento, y se consagró en el Trofeo de los Campeones, último invento detrás de una estrella, al superar a Tigre, ganador de la Copa de la Superliga. Se quitó las maliciosas sospechas de que fallaba en las instancias cumbres y dejó un legado en la Academia, de donde se despidió entre aplausos, más allá de que demoró públicamente en anunciar su salida. Asumió en Inter, de Porto Alegre, un equipo que en los últimos años vive a la sombra de Gremio. Su fútbol alegre puede encajar a la perfección.

5- Lionel Scaloni (41)

Representa el presente y el futuro del seleccionado, toda una sorpresa por su falta de experiencia en nuestro medio. Luego de la controvertida salida de Jorge Sampaoli, asumió con el crédito recortado, pero tomó las riendas del equipo nacional con personalidad: comenzó la demorada reestructuración, dejó a un lado a algunas piezas históricas, les dio rodaje a promesas postergadas, acertó con la inclusión de Lautaro Martínez, Leandro Paredes y Rodrigo De Paul, entre otros, y le aportó frescura a un equipo acostumbrado a los tropiezos. Consiguió un digno tercer puesto en la Copa América de Brasil -el seleccionado fue de menor a mayor-, no falló en amistosos internacionales complejos y fue ratificado en su cargo.

6- Diego Maradona (59)

Asumió en septiembre en Gimnasia y transformó la escena doméstica en una suerte de homenaje a carne viva en cada paso, en cada encuentro. El Lobo vive en ebullición, por dentro y por fuera: la presencia de Diego lo reconforta, pero el equipo suele ser un desliz. Sigue último en la tabla de los promedios, con 1,029; logró frente a Central Córdoba, de Santiago del Estero, en la última función del año, su primer triunfo en el Bosque. La imagen del 10 resulta conmovedora, las cámaras lo inmortalizan mientras el equipo está en acción y suele escapársele una lágrima de vez en cuando. Su capacidad no se nutre de tácticas ni estrategias, pero su experiencia, aura y carisma sostienen su figura de entrenador, suerte de talismán en el milagro que añora el querible equipo platense.

7- Mauricio Pochettino (47)

El 19 de noviembre fue despedido, sorpresivamente, de Tottenham. El equipo había perdido frescura y energía, luego de haber alcanzado la final de la Champions League, que perdió frente a Liverpool. No había sido un episodio menor: la diferencia de presupuesto -no solo con los Reds, sino con los otros calificados competidores- provocó una mirada especial en el hombre de bajo perfil nacido en Murphy, Santa Fe. Tottenham lo reflejó de cuerpo entero, al ser una formación matizada por jóvenes de la cantera -muchos, nutren al seleccionado de Inglaterra- y promesas que explotaron en el último tiempo. Siempre requerido por el seleccionado nacional, su futuro sigue siendo el Viejo Continente, en donde se siente a gusto, cómodo con su método prudente y esquemático.

8- Jorge Sampaoli (59)

Es un caso de estudio, el de este muy buen entrenador. Tiene capacidad de liderazgo, sus equipos -cuando logran el funcionamiento ideal-, juegan con la música de los violines y es una referencia para aprendices y amantes del juego de ataque. Y, sin embargo. Cada salida de un club o seleccionado provoca discusiones, polémicas y acusaciones. Le ocurrió en el seleccionado de Chile, en Sevilla, en la Argentina -en donde perdió el timón demasiado pronto- y, ahora, en Santos. Después de golear por 4 a 0 a Flamengo, el campeón, en la última fecha del Brasileirao y de alcanzar los 74 puntos con el equipo de Pelé, todo un récord, pegó un portazo que dejó secuelas. Estuvo a punto de ir a Racing, cerca anduvo de Palmeiras y ahora lo busca Espanyol.

9- Marcelo Bielsa (64)

Su figura despierta un fanatismo que supera los (pocos) títulos que consiguió e, incluso, la forma en la que juegan sus equipos. Causa impacto cada uno de sus pasos, al ritmo de sus admiradores. y detractores. Hace tiempo que decidió escapar de la elite del fútbol mundial: desde 2018 dirige a Leeds, en la segunda división de Inglaterra. Perdió -de modo increíble- el ascenso en la anterior temporada y ahora recompuso las piezas y está segundo, a tres puntos de West Bromwich Albion, el líder. El equipo mantiene los rasgos ideales de su historial: prefiere la posesión, el ritmo es vertical, abusa de los centros y no siempre defiende con la prepotencia necesaria. El 28 de abril volvió a sorprender al mundo, al ordenar a su equipo que no marque frente a un ataque rival, a modo de Fair Play. Fue gol, lógicamente.

Y además.

Hay otros tres entrenadores extranjeros que dejaron su marca.

El bonus track

Maurizio Sarri (60)

El italiano es un entrenador audaz. Pero se le reconoce más su (mal) carácter, que suele provocarle discusiones y polémicas, las últimas, con Cristiano, la estrella de Juventus. Días atrás, perdió la Supercopa de Italia frente a Lazio. El 29 de mayo, en un breve y exitoso paso por Chelsea, logró la Europa League, un aplastante 4-1 sobre Arsenal.

Tite (58)

Duro, esquemático, impenetrable. El conductor de Brasil le devolvió el prestigio al seleccionado, pero todavía está lejos de enamorar a los fanáticos, con las piruetas de Neymar -goles, lesiones, escándalos-, dentro y fuera del campo de juego. El 7 de julio logró la Copa América, en su casa, en un controvertido encuentro frente a Perú.

Julian Nagelsmann (32)

El año pasado, a los 31 años, se convirtió en el DT más joven en debutar en un partido de la Champions, al mando de Hoffenheim. Hoy, es el DT de Leipzig, el nuevo poderoso de la Bundesliga, líder con 37 puntos. Sus equipos son espectaculares: voraces, atacan con dinámica y sorpresa. Es una referencia en Europa, por juventud y estilo.

Qué leer a continuación