Después de 9 años, Monterrey levanta un trofeo

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO., diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- Dicen que el dinero no da títulos, y quizá la verdad absoluta es que no los da tan seguido como se quisiera. Monterrey, el nuevo campeón del futbol mexicano es también la plantilla más cara de la Liga con un valor de 98 millones de dólares, según transfermarket, sitio especializado en tasar clubes.

Sin embargo, esto no es una garantía de que serás campeón, porque del último título de los Rayados (Apertura 2010), al Apertura 2019, tuvieron que traer al equipo a 56 futbolistas, entre compras o préstamos y pagar alrededor de 172.9 millones de dólares.

Mucho dinero por levantar un trofeo, nueve años después.

De Jorge Urdiales, pasando por Luis Miguel Salvador, la responsabilidad en la cuestión directiva, es ahora del ex defensor Duilio Davino, quien a pesar de tener un semestre álgido al verse obligado a despedir a Diego Alonso de la dirección técnica, no duda en decir que este "ha sido el mejor año en la historia del Monterrey".

Y aquí están sus razones: "Ganamos la Concacaf (al acérrimo rival, Tigres), la Liga Femenil, la Varonil y tuvimos el tercer lugar en el Mundial de Clubes".

Todo esto, con base a un proyecto deportivo y un buen soporte económico: "Siempre se piensa en hacer proyectos a largo plazo, a veces resulta, y a veces no, pero esta organización es seria e invierte para tener un equipo siempre competitivo que pelee por ganar muchos títulos".

Fue un semestre en el que tuvo que tomar decisiones importantes y que a veces son dolorosas, como la salida de Diego Alonso, y la vuelta de Antonio Mohamed, algo que aunque resultó, tenía su riesgo, "en el futbol como en la vida, hay que tomar decisiones, tomar riesgos, y esta vez se dieron los resultados que todos esperábamos".

La apuesta le salió a Davino, que tiene en sus manos la mejor nómina de México, apoyo económico al por mayor, y ante esto, dar resultados es una obligación, algo que cumplió y nadie puede reprocharle un ápice.

Qué leer a continuación