75-105. Los Knicks ponen fin a una racha de cinco derrotas seguidas

Agencia EFE
·3  min de lectura

Boston (EE.UU.), 17 ene (EFE).- Los New York Knicks apisonaron este domingo a domicilio por 75-105 a los Celtics en un partido en que poco pesó el base titular Kemba Walker en su vuelta a la formación del equipo de Boston.

El equipo de Nueva York, con un balance de 6 victorias y 8 derrotas, rompió hoy una racha de cinco derrotas consecutivas.

Por contra, fue figura el ala-pívot de los Knicks Julius Randle al conseguir un doble-doble de 20 puntos, 12 rebotes, cuatro asistencias y tres recuperaciones.

El alero RJ Barrett también aportó otro doble-doble de 19 tantos y 11 rebotes como segundo encestador de una lista de cinco jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

El escolta novato Inmanuel Quickley, que salió de reserva, acabó como sexto jugador al conseguir 17 tantos, incluidos dos triples de cuatro intentos.

El ala-pívot novato Obi Toppin, el actual jugador del año de la NCAA y seleccionado No. 8 del sorteo universitario del 2020, agregó 12 puntos y cinco rebotes en 17 minutos, su acción más extensa desde que se lesionó la pantorrilla izquierda en el primer partido. Se perdió 10 partidos consecutivos antes de regresar el miércoles.

El entrenador de los Knicks, Tom Thibodeau, quien fue asistente en el equipo de los Celtics que ganó el título de la NBA en 2008, celebró su 63 cumpleaños.

El escolta Jaylen Brown se mantuvo como líder encestador de los Celtics al conseguir 25 puntos, pero esta vez no fueron suficientes para evitar la peor derrota en lo que va de temporada después de haber comenzado la jornada dominical con la mejor marca de la Conferencia Este tras ganar cinco partidos seguidos.

El base-escolta Marcus Smart con 10 puntos fue el otro jugador de los Celtics (8-4) que tuvo números de dos dígitos al anotar 10 puntos.

Walker, que hizo su debut esta temporada con los Celtics después de perderse los primeros 11 partidos por una lesión en la rodilla izquierda, tuvo que abandonar el partido en el tercer periodo al sufrir una contusión en una costilla.

El base titular de los Celtics anotó nueve puntos en 3 de 13 tiros, agregando tres rebotes, cuatro asistencias y tres robos, pero cometiendo cinco pérdidas de balón. Fue 1 de 8 desde el rango de 3 puntos.

Su compañero All-Star, el ala-pívot Jayson Tatum, se perdió su segundo partido consecutivo al estar contagiado con la covid-19.

Los Knicks tenían una ventaja de hasta 11 puntos en el primer cuarto y lo hicieron 15 en el segundo antes de anotar los primeros 10 puntos en el tercer cuarto para abrir una ventaja parcial de 35-85. Los Celtics nunca estuvieron más cerca de los 18 después de eso.

Los 35 puntos fueron la mitad más baja de la temporada de los Celtics. El partido de puntuación más bajo anterior de Boston fue de 93 puntos contra los Detroit Pistons el día de Año Nuevo. La mayor paliza fue una derrota de 28 puntos ante los Brooklyn Nets en Navidad.

(c) Agencia EFE