Los 5 motivos por los que México debería salir del Estadio Azteca para el Hexagonal

La Selección Mexicana ya está lista para seguir co su camino en el Hexagonal final de la Concacaf, por lo que debe decidió hacer pesar la localía de verdad y, para ello, decidió que el Estadio Azteca seguiría siendo su casa. Esto pese a que el inmueble, en lugar de ser como un arma más, cada vez le pesa más al propio equipo.

Es por eso que aquí te presentamos los cinco motivos por los que sería una decisión acertada el ya no jugar en la casa del América si es que se aspira a clasificar a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

SINCERIDAD ANTE TODO: YA NO 'APANTALLA'

Durante la eliminatoria anterior quedó demostrado que el Azteca ya no es aquel fortín que fue en anteriores procesos, pues durante el Hexagonal únicamente se ganó un partido y con un gol sobre la hora.

Costa Rica dejó de ser la única selección que ganó en el Coloso de Santa Úrsula. Honduras también lo hizo, además de que Estados Unidos y Jamaica estuvieron a punto de hacerlo justo en la eliminatoria anterior.
 

LAS ENTRADAS CADA VEZ SON MÁS POBRES

El pobre espectáculo que ha mostrado la Selección Mexicana a lo largo de los últimos encuentros oficiales en casa ha provocado que el público comience a alejarse de las tribunas. El promedio para los tres compromisos de la penúltima fase de la Eliminatoria apenas superaron los 35 mil aficionados.

Un boletaje tan pobre no representa negocio para la FMF, de manera que deberían analizar el comenzar a buscar nuevas sedes en donde la gente está ansiosa por ver al Tri en su ciudad.
 

LA ALTURA TAMBIÉN PESA A LOS NUESTROS

Durante años se tenía la idea de que los rivales sufrirían en la Ciudad de México con los más de 2 mil 200 metros de altura y la contaminación; sin embargo, desde hace una década, tales factores también han terminado por pesar a los propios integrantes del equipo mexicano que militan en Europa.

El éxodo de jugadores al Viejo Continente ha provocado que más de la mitad del Tri ya no esté acostumbrada a tales circunstancias, dado que cada que juegan en el Estadio Azteca bajan su nivel notablemente.
 

OTRAS SEDES TAMBIÉN MERECEN SER TOMADAS EN CUENTA

A lo largo y ancho del país existen sedes que están a la altura de recibir un partido oficial del Tri, como lo son Monterrey, Guadalajara, Morelia, Tijuana y Puebla, entre otras, ciudades que cuentan con estadios nuevos o recientemente remodelados, que le harían los honores a la Selección.

El Estadio BBVA Bancomer sería una de las principales alternativas para recibirlo. El lleno estaría garantizado, el escenario es uno de los mejores del país y el equipo mexicano realmente se sentiría local con el apoyo de una de las fanaticadas más pasionales.
 

MÉXICO DEBE APRENDER DE GRANDES SELECCIONES

El romanticismo de que la selección tiene que jugar siempre en el principal estadio del país ya quedó atrás y prueba de ello es lo que han venido haciendo equipos como Argentina, Brasil, España, Italia y Alemania.

La Albiceleste apenas hace unos días abandonó el mítico Monumental de Buenos Aires para jugar en Mendoza ante Uruguay; situación muy similar a lo que ha hecho Brasil, que dejó atrás al Maracaná para recorrer su nación.

En Europa, campeones del mundo como España, Italia y Alemania han salido de sus capitales para presentarse en estadios del interior, teniendo casi siempre resultados exitosos, un plan que podría copiar próximamente la Selección Mexicana.