5 estrategias para pedir un aumento de sueldo

Foto: bumbumbo/Getty Images
Foto: bumbumbo/Getty Images

Vivimos en una sociedad en la que hablar de dinero es tabú. Por lo tanto, no sorprende que nos cueste tanto trabajo pedir un aumento de sueldo. Sin embargo, por no animarnos a mencionar el tema, podríamos estar perdiéndonos de una mejor compensación.

¿Cómo romper el hielo y pedir un aumento? 

Apunta estas estrategias:

  1. Debes estar convencido de que pedir un aumento es normal. No es de codicioso, tienes derecho a pedir un aumento. A menos que trabajes en un lugar verdaderamente disfuncional, se entiende que trabajas por dinero.

    Un aumento no es un favor o un regalo, es una forma de que los empleadores paguen un valor justo de mercado por tus tareas y lo mantengan equilibrado porque, de lo contrario, eventualmente vas a querer encontrar un trabajo diferente que en el que te paguen de manera competitiva.

    Y si tu jefe es un poco razonable y tiene experiencia en la administración de personas, sabe que es normal que las personas soliciten un aumento.

    En el caso de que tu jefe deniegue tu pedido, no habrías dañado la relación laboral con él por haber solicitado un aumento, a menos que hayas pedido una cantidad que no esté sincronizada con el mercado para tu trabajo o no tengas un historial de trabajo sólido. 


  2. Elige un buen momento para hablar del tema. Cuándo pedir un aumento es tan importante como la manera en que lo pides. Ten en cuenta que tu jefe es un ser humano con emociones normales, como cualquiera de nosotros. Eso significa que no debes pedir hablar sobre un aumento en tu salario cuando tu jefe está preocupado, tiene un mal día o está nervioso por los recortes presupuestarios inminentes. 

    Por otro lado, si acabas de brillar ante un cliente importante, destacaste en un proyecto o si tu jefe parece particularmente satisfecho contigo, sí podría ser un buen momento para hacer la solicitud.

    También te puede interesar: ¿Eres jefe de un Gen Z? Esto es lo que debes saber


  3. No improvises, prepara de antemano lo que vas a decir. Lo recomendable es estar preparado de antemano. Haz un listado de razones concretas por las cuales mereces un aumento de sueldo y ensaya un speech seguro y convincente. 

    Además de enumerar tus logros, podrías mencionar tus nuevas responsabilidades, tareas adicionales que has asumido, nuevas estrategias que hayas adoptado, proyectos que lideraste y más razones por las cuales consideras que mereces una compensación adicional.


  4. Evita solicitar el aumento por email. Aunque es aceptable programar una reunión por correo electrónico, realmente deberías tener la conversación en persona. Es la mejor manera de demostrar que hablas en serio y también te permitirá evaluar la reacción de tu jefe ante tu solicitud.

    También te puede interesar: La difícil tarea de lidiar con un jefe incompetente


  1. No brindes demasiada información personal. Deberías elaborar una propuesta que se centre en las razones por las cuales mereces un aumento de salario, en lugar de por qué lo necesitas. 

    Hay ciertas cosas que es mejor no mencionar cuando se habla de un aumento salarial. A menos que tengas una relación excepcionalmente familiar con tu jefe, es mejor evitar mencionar razones personales, como que tu pareja perdió su trabajo, si hiciste una mala inversión, etc. En su lugar, haz énfasis en lo que has hecho para merecer ese aumento.

Qué leer a continuación