5-3. Astucia y genialidad de Báez hace la diferencia ganadora de los Cachorros ante los Piratas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Pittsburgh (EE.UU.), 27 may (EFE).- El campocorto puertorriqueño Javier Báez mostró una vez más todo lo impredecible que es cuando se encuentra en el diamante y bateó una roleta a la antesala y corrió a la inicial.

De pronto, retrocedió hacia home, perseguido por el primera base Will Craig, lo cual provocó una comedia de errores que puso en marcha un racimo de dos carreras, para que los Cachorros de Chicago se impusieran 5-3 a los Piratas de Pittsburgh.

"Él simplemente hace que ocurran las locuras", declaró el piloto de los Cachorros, David Ross, en referencia a Báez. "Corre y por momentos hace que los otros jugadores se olviden de cómo se juega el béisbol".

El receptor venezolano Willson Contreras estaba en la intermedia con dos outs en la parte alta de la tercera entrada, cuando llegó el rodado de Báez, que parecía de rutina.

El antesalista dominicano Erik González atrapó la pelota y tiró ligeramente desviado hacia Craig, quien no pudo pisar la almohadilla de inmediato y prefirió esperar a Báez con la intención de tocarlo.

Pero el boricua frenó y evitó que Craig lo tocara. En vez de darse la media vuelta y poner un pie en la colchoneta para un out forzado que hubiera puesto fin a la entrada, Craig decidió perseguir a Báez.

Ello permitió que Contreras diera vuelta por la tercera base y corriera hacia home. Craig intentó entonces lanzar la pelota al cátcher boricua Michael Pérez, pero Contreras se deslizó para anotar, mientras Báez volvía a cambiar de sentido, para correr a la inicial.

El tiro de Pérez a primera fue desviado y se le escapó al intermedista Adam Frazier, quien llegaba para cubrir. Así, con una roleta que parecía el tercer out seguro, Báez produjo una carrera, se embasó y llegó hasta segunda.

"Me di la vuelta para mirar hacia la cueva y vi que todos estaban festejando como si hubiera conectado un doble", comentó Báez. "Fue buenísimo y nunca me imagine que las cosas podrían haber como se me dieron en el diamante".

Terminó anotando momentos después, en un sencillo de Ian Happ que dio a los Cachorros una ventaja de tres carreras a la que ya no renunciaron.

Kris Bryant aportó su undécimo jonrón y Patrick Wisdom añadió su primer cuadrangular desde 2018, que también ayudaron a la causa de los Cachorros.

Los Piratas no estaban muy contentos por la jugada que protagonizó Báez, en medio de una campaña en que el equipo va en picada.

"Tenemos que asegurarnos de recuperar la fuerza. Tiene que estar ahí", comentó el manejador de los Piratas, Derek Shelton. "Si Báez retrocede hasta home o si se mete en la cueva o si huye al centro de Pittsburgh, siempre podemos ir a primera y tocar primero la base".

El triunfo fue para Kyle Hendricks (5-4). Ryan Tepera aportó su primer salvamento en tres años.

(c) Agencia EFE