4-5. Japón agua la fiesta paraguaya con un gol sobre la bocina

Agencia EFE

Asunción, 21 nov (EFE).- La selección japonesa se impuso este jueves a Paraguay por un ajustado marcador de 5-4 que se decidió con un gol sobre la bocina de Takuya Akaguma que aguó la fiesta de la anfitriona del Mundial de Fútbol Playa cuando soñaba con cerrar su remontada en la prórroga.

El primer tiempo dejó un juego muy parejo entre dos equipos agresivos que gozaron de varias ocasiones pero que no lograron transformarlas en goles.

La más clara fue para el paraguayo Édgar Barreto que aprovechó un mal rechace del portero japonés para disparar a portería pero que se topó con el palo.

La respuesta no se hizo esperar, cuando Akaguma obligó a Yoao Rolón a estirarse para evitar el tanto nipón con un potente disparo de falta directa desde el centro del campo.

Tras el paso por los vestuarios, los Samurai Blue tomaron la iniciativa del juego y provocaron un aluvión de ocasiones que les puso por delante en el marcador.

El encargado de abrir la lata fue Masanori Okuyama que conectó un disparo de chilena que botó en la arena y se coló por la escuadra del primer palo, tras rozar el guante de Yoao Rolón.

Tres minutos después, el conjunto nipón aumentó su diferencia por medio de su capitán de origen brasileño, Ozu Moreira, que se fabricó él solo una jugada por la banda izquierda que concluyó con un latigazo cruzado, imposible de detener.

Tras los dos goles en contra, Paraguay empezó a remar con la ayuda de su afición gracias a un activo Carlos Carballo que finalmente obtuvo el premio del gol con una chilena y algo de fortuna, ya que el disparo rebotó primero en Moreira.

Cuando mejor estaba jugando la Albirroja, llegó el tercero del equipo nipón que, a falta de 52 segundos para concluir el segundo periodo, aprovechó un desajuste defensivo para que Akaguma marcase de cabeza a placer.

Ya en el tercer tiempo, Moreira amplió distancias con uno de los goles de la jornada: un misil teledirigido de falta directa, casi desde la línea de fondo, que cruzó todo el campo hasta internarse por la escuadra y poner el 1-4 en el marcador.

Sin embargo, el gol no provocó que los paraguayos tirasen la toalla, ya que se echaron a la afición a la espalda para tratar de lograr la remontada.

Primero fue el capitán de la Albirroja, Pedro Morán, quien recortó distancias con un disparo de falta directa que ajustó raso al primer palo.

Después, Édgar Barreto que se inventó un regate para colarse entre dos defensas japoneses y definió ante Ginoza con un trallazo al primer palo que levantó a la grada.

Finalmente, la remontada la consumó de nuevo Barreto con un libre directo desde el lado derecho del campo que el paraguayo resolvió con un tiro raso y a la base del palo para poner el 4-4 en el luminoso.

Cuando la Albirroja ya soñaba con culminar la remontada en la prórroga, Akaguma anotó un cabezazo salvador en un córner que dejó helada a la afición y congeló el marcador a falta de solo cinco décimas para concluir el partido.

El tanto aguó la fiesta paraguaya y dejó a Japón con tres puntos como segunda del grupo A por detrás de Suiza.

- Ficha del partido:

4. Paraguay: Yoao Rolón, Gustavo Benítez, Jesús Rolón, Pedro Morán y Carlos Benítez -equipo inicial- Carlos Ovelar, Juan López, Luis Ojeda, Édgar Barreto, Carlos Carballo y Sergio González.

Seleccionador: Gustavo Zloccowick.

5. Japón: Tomoya Ginoza, Takuya Akaguma, Naoya Matsuo, Takaaki Oba y Ozu Moreira -equipo inicial- Kosuke Matsuda, Teruki Tabata, Masayuki Komaki, Shusei Yamauchi y Masanori Okuyama.

Seleccionador: Ruy Ramos.

Goles: 0-1, m.13: Okuyama,; 0-2, m. 15: Moreira; 1-2, m. 21: Carballo; 1-3, m.23: Akaguma; 1-4, m.26: Moreira; 2-4, m. 27: Morán; 3-4, m.31: Barreto; 4-4, m.33: Barreto; 4-5, m.35: Akaguma.

Árbitro: El español Raúl González, asistido por Román Borisov y Sogien Benchabane, amonestó con tarjeta amarilla a Benítez, Matsuo y Oba.

Incidencias: Partido de la fase de grupos del Mundial de Fútbol Playa 2019 que se celebra entre el 21 de noviembre y el 1 de diciembre en Asunción (Paraguay).

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación