4-0. Corinthians golea al River Plate paraguayo en adiós de la Sudamericana

·2  min de lectura

Sao Paulo, 26 may (EFE).- El Corinthians brasileño, que ya estaba eliminado de la Copa Sudamericana de fútbol, se despidió de la fase de grupos con una goleada por 4-0 al River Plate paraguayo, que llegó al partido de la sexta jornada con posibilidades de avanzar a los octavos de final.

Un doblete del centrocampistas Ramiro a los 21 y 58 minutos, un tanto del atacante Jo en el 28 y otro del volante Mateus Vital a los 33 establecieron la paliza del equipo paulista en el estadio Neo Química Arena al caer el telón del Grupo E.

Con el resultado, el Corinthians terminó segundo con diez unidades, los mismos del River Plate pero mejor saldo de goles.

En la primera posición, con doce unidades, quedó Peñarol al empatar a domicilio 0-0 con el Sport Huancayo peruano, último con un punto.

El partido conducido por el árbitro venezolano José Argote pronto se decantó a favor del Corinthians, que a los 21 minutos abrió el marcador con Ramiro después de un tiro de esquina.

En el minuto 28, tras una oportunidad clara de anotar del chileno Ángelo Araos y una posterior proyección del defensa uruguayo Bruno Méndez, el internacional Jo definió con serenidad sobre el portero Gustavo Serdán para poner el 2-0 parcial.

El tercer tanto del 'Timao' (equipazo) llegó al minuto 33, en una jugada de Araos y la joven promesa Adson bien capitalizada por Mateus Vital.

River Plate, dirigido por el exzaguero Celso Ayala, amenazó con Carlos Montiel y Alberto Contrera, que estrellaron dos remates en el travesaño antes del final del primer tiempo.

Para el segundo período, el técnico interino del Corinthians, Fernando Lázaro -que cederá su lugar al recién contratado Sylvinho-, mandó al campo al colombiano Víctor Cantillo, artífice a los 58 minutos de la jugada que propició el cuarto gol convertido por Ramiro, quien superó la salida en falso de Serdán.

En los minutos finales el Corinthians buscó ampliar el marcador y Jo llegó a estrellar un remate en el vertical, pero el River Plate aguantó y evitó así una humillación mayor en Sao Paulo.

(c) Agencia EFE