Ferretti conduce a los Tigres a su cuarta final

Agencia EFE
·3  min de lectura

Orlando (Florida, EE.UU.), 20 dic (EFE).- El veterano entrenador brasileño, Ricardo "Tuca" Ferretti, volvió a mostrar toda la clase y experiencia que posee al llevar a su equipo de los Tigres de la UANL a la cuarta final de la Liga de Campeones de la Concacaf en los últimos cinco años.

Lo hizo de nuevo por la puerta grande con una goleada de 3-0 que los Tigres consiguieron ante el CD Olimpia, de Honduras, en la semifinal disputada la pasada noche en la sede 'burbuja' del Exploria Stadium, de Orlando, donde la Concacaf estableció concluir la competición más importante de clubes de la región, debido a la pandemia del coronavirus.

A pesar que en las tres finales anteriores, los Tigres no han conseguido llevarse el título, Ferretti considera que ya es todo un triunfo el estar por segundo año consecutivo en la lucha por el título.

"La gente puede mirar un vaso de la forma que quiera. Algunos lo ven medio lleno; otros lo ven medio vacío", comentó Ferretti. "Para mí, lo veo como un vaso medio lleno, pero la gente podría criticar y decir que está medio vacío porque hemos perdido las tres finales que hemos jugado antes de esto".

Pero Ferretti, de 66 años, rechazó por completo la percepción que muchas aficionados tienen sobre su equipo de que no está interesado en ganar el torneo de clubes más importante de la región de la Concacaf.

"Mucha gente dice que no estamos interesados en este torneo de Concacaf. Si no estuviéramos interesados, no hubiéramos llegado a tantas finales", argumentó Ferretti, quien destacó la gran actitud que tuvo el equipo en el partido disputado frente al CD Olimpia, un rival con el que fue muy crítico al decir que tiene mucho más fútbol que la propuesta que hizo durante todo el partido de la semifinal.

Ferretti, en versión más crítica, fue categórico al decir, que como aficionado, el partido ante el CD Olimpia no "sirvió para nada".

"Pero nadie podrá negarnos que nuestra plantilla demostró todo el gran interés de hacer bien las cosas y competir en el torneo, al margen de los resultados finales", subrayó Ferretti. "Si ya logramos el título de la liga mexicana, no tengo ninguna duda que también va a conseguir el de la Concacaf, aunque hasta ahora se nos ha resistido".

Sin embargo, ahora volverían a tener una oportunidad cuando el próximo martes se enfrenten a LAFC, en la gran final, después que el equipo de la Liga Profesional de Fútbol (MLS) de Estados Unidos eliminó a las Águilas del América (3-1) en la segunda semifinal.

"Ahora tenemos otra oportunidad y ojalá con la fuerza y el fútbol que juegan los chicos podamos conseguir el título", agregó Ferretti, que vuelve a contar con un grupo central de jugadores que le han acompañado en el trayecto de Tigres en la Liga de Campeones en los últimos cinco años, como el delantero francés Andre-Pierre Gignac, Javier Aquino, Hugo Ayala y otros.

Ferretti cree que es un crédito para sus jugadores que hayan podido ofrecer rutinariamente las mejores actuaciones en la competencia de Concacaf en los últimos años.

"La mentalidad de la institución en cada una de las competiciones en las que participamos es que estamos dispuestos a darlo todo y lograr lo máximo", reivindicó Ferretti. "Naturalmente, en cualquier encuentro, se gana y se pierde y el club siempre quiere ganar".

Pero Ferretti asumió que el haber perdido tres finales hace que el equipo se sienta más motivado y los jugadores conscientes de que es el momento de definir el título que les falta alcanzar en una competición en la que ya son los "reyes" pero sin corona.

(c) Agencia EFE