El seleccionador de Costa Rica termina decepcionado tras la derrota ante el País Vasco

Agencia EFE
·2  min de lectura

San José, 16 nov (EFE).- El seleccionador de fútbol de Costa Rica, Ronald González, dijo sentirse triste, molesto y decepcionado tras la derrota 2-1 encajada este lunes frente al combinado de País Vasco en un partido amistoso disputado en España.

"Estoy triste y molesto de que no hemos podido ganar en los últimos partidos. Estoy contento con el rendimiento de muchos de los jugadores, pero estoy bastante incómodo porque no hemos podido ganar y eso lo asumo yo como responsable del equipo", declaró González en una vídeo conferencia de prensa posterior al compromiso.

Costa Rica cierra un año 2020 malo en el que jugó cinco partidos, amistosos todos, perdió cuatro (ante Estados Unidos, País Vasco y dos contra Panamá) y empató uno con Catar.

Este lunes el conjunto centroamericano perdió 2-1 con un gol en el último minuto de Unai Núñez, y el pasado viernes empato 1-1 frente a Catar, en las dos últimas fechas oficiales de la FIFA para partidos amistosos en el 2020.

"Estamos decepcionados porque se pierde en el último segundo en una acción a balón parado. El fútbol da esas cosas, ese tipo de situaciones que debemos encarar", comentó el entrenador.

González destacó que el equipo costarricense "fue exigido a un nivel importante" por el equipo del País Vasco, pero insistió en que "no estamos contentos por el resultado".

El seleccionador comentó que el cuadro vasco tiene "jugadores de gran categoría" y que, a pesar de la derrota, saca "conclusiones importantes" con miras al año 2021 en el que Costa Rica deberá jugar la Liga de Naciones, la Copa Oro de la Concacaf, y comenzar las eliminatorias hacia el Mundial de Catar 2022.

"Los dos partidos (de noviembre) fueron ante rivales con características diferentes: el primero (Catar), de mucha velocidad y transiciones; y el de hoy (País Vasco) de más técnica, calidad individual y posesiones largas", dijo el entrenador.

González agregó que le gustaron ambos encuentros, pues "la exigencia fue muy buena y las respuestas tácticas también", pero reconoció que su equipo no entró concentrado y encajó goles.

Por su parte, el delantero Jonathan Moya, anotador del gol de este lunes, lamentó la derrota, pues el objetivo del equipo era "cerrar el año con una victoria".

"Nos costó agarrar el ritmo al principio y lastimosamente en el último minuto nos hacen un gol que borra el buen trabajo", expresó.

Los próximos partidos de Costa Rica serán dos amistosos en el mes de marzo contra rivales por definir.

El seleccionador descartó este lunes que antes de esa fecha vaya a haber partidos, pues no podría contar con los futbolistas que militan fuera del país.

(c) Agencia EFE