Los "140" de Carlos Bianchi y Margarita: todos de blanco en la fiesta doble de cumpleaños

Olivia Díaz Ugalde
lanacion.com

Carlos Bianchi y Margarita Pila, su mujer, parecen nacidos para festejar, no solo en el ámbito del fútbol. Siempre existieron otras excusas, y la de los cumpleaños fue una que, con el correr de los años, se convirtió en una tradición, que este sábado celebró por tercera vez.

Convocaron a la fiesta por Twitter y la red social explotó. Bianchi y Margarita festejan "los 140" (70 años de cada uno) en Elevage Resort, de General Rodríguez. Quienes fueron invitados debían respetar un código de vestimenta, "all white" (totalmente de blanco), como los anfitriones aclararon en el video viral, al ritmo de canciones de Palito Ortega, Luis Miguel y Ráfaga. La pareja celebra el comienzo de otra década juntos, y por eso volvió a reunir a sus amigos y allegados.

Desde las 12.30 de este soleado sábado los invitados eran recibidos por los organizadores en la primera entrada de las dos tranqueras del lugar. El nombre de los concurrentes, sus números de documento y los de las patentes de los autos eran los datos pedidos para el exclusivo ingreso. Nadie salía de los vehículos; los asistentes apenas abrían las ventanillas para recibir sus pulseras y luego continuar el camino, unos 800 metros más hasta la construcción.

En medio de los árboles estaba la imponente casona roja, el escenario de un festejo que seguirá hasta las primeras horas de la noche. Los invitados fueron recibidos con un bandejeo de finger food (comida para ingerir con los dos dedos), islas con puestos de alimentos y mozos con copas. Todo, mezclado con un show de improvisaciones, mimos y actuaciones circenses, en una tarde que incluirá el espectáculo Bien argentino, dirigido por Ángel Carabajal.

Quienes asisten a la fiesta tenían que estar "muy bien lookeados". Entre ellos están Guillermo Coppola, Hugo Basilota (presidente de la compañía de alfajores Guaymallén), Sergio Rapisarda (presidente de Vélez) y Osvaldo Piazza, compañero del Virrey en el cuerpo técnico del Vélez campeón 1993, 1995 y 1996, y luego ambos emigraron juntos a Francia), entre otros. Alrededor de las 18, y respetando el código de vestimenta, llegó uno de los hijos dilectos del mejor Boca de Bianchi: Juan Román Riquelme. El ahora dirigente del club ingresó en un momento movido del festejo: empezaba el carnaval carioca.

Uno de los primeros videos en aparecer en las redes sociales fue el que subió el propio Basilotta, que habla a cámara acompañado por su pareja, Bianchi y Margarita: "A Carlos bianchi no lo vamos a olvidar", dijo, en tono de hincha de Vélez que es: así le cantaban al DT en el estadio José Amalfitani.

El video de invitación provocó tal fascinación que Marcelo Tinelli lo calificó como "lo mejor del año". Además, hubo fanáticos que pidieron en las redes sociales poder estar presentes en el festejo. El subtitulado en inglés apunta a invitados de otros países; Bianchi, afincado en París y en Buenos Aires, trabajó como entrenador también en Italia (Roma) y España (Atlético de Madrid).

Entre los invitados había amigos de la pareja llegados especialmente desde Francia: en su época de futbolista, Bianchi vivió años dorados en París, donde generó relaciones que pasaron el filtro de los años. En un momento, Carlos tomó el micrófono para agradecer a todos los invitados "por tantos años de amistad".

Esta linda tradición surgió hace 20 años en un castillo de González Catán, donde el Vierrey y su señora realizaron la fiesta por sus cumpleaños números 50, que ocurrieron en abril. La llamaron "La Fiesta de los 100". Aquella vez no hubo código de vestimenta; sí un punto de inicio de un divertido festejo. En 2009 llegó la segunda realización, pero como "La Fiesta de los 120", y en la misma locación que este año, una lista similar de invitados que incluye muchos amigos que hicieron en sus numerosos años en Francia y mucho show. Como en esta de los 140, que los encuentra unidos como siempre y con mucho cariño mutuo y de sus afectos.

Qué leer a continuación