122-114. Beal y Westbrook evitan barrida y logran primer triunfo ante los Sixers

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Washington, 31 may (EFE).- La combinación del escolta Bradley Beal y el base Russell Westbrook, líderes del ataque de los Wizards, unida a la lesión del pívot camerunés Joel Embiid, de los Sixers, permitió este lunes al equipo de Washington vencer 122-114 al de Filadelfia en el cuarto partido de la eliminatoria de primera ronda de los playoffs de la Conferencia Este.

La victoria fue la primera que consiguieron los Wizards en la serie al mejor de siete y evitaron la barrida (3-1)para forzar un quinto partido que se jugará el miércoles en Filadelfia

Los Sixer,s tras perder a Embiid en el primer cuarto con dolor en la rodilla derecha, se quedaron sin su mejor opción para conseguir la victoria que le hubiese permitido la primera barrida de playoffs en 36 años.

Luego llegaron los 27 puntos de Beal -llegó a los 1.000 en playoffs-, el duodécimo triple-doble de Westbrook en los playoffs y la estrategia de Washington de cometer faltas contra el base australiano Ben Simmons siempre que sea posible en la recta final ayudaron a los Wizards a asegurar la victoria.

No será fácil que pueda acumular tantas incidencias como las que se dieron esta noche en el Capital One Arena, incluida la presencia de un aficionado que saltó a la pista en el tercer cuarto, donde corrió hasta que un guardia de seguridad lo golpeó contra el suelo.

Pero sobre todo la lesión de Embiid que cambió por completo la historia del partido y tal vez la de la eliminatoria, si su baja se alarga a los próximos encuentros después de ser el líder encestador del equipo con más de 29 puntos.

Embiid se dirigió al vestuario al final del primer cuarto luego de sufrir una fuerte caída detrás de la línea de fondo cuando su tiro fue bloqueado por el pívot estadounidense cubano Robin López.

La estrella de los Sixers trató de seguir jugando, haciendo una mueca de dolor e inclinándose durante los descansos en el juego, antes de retirarse finalmente y cojear visiblemente.

Nunca regresó y terminó con ocho puntos y seis rebotes en 11 minutos de acción.

Embiid se perdió 11 partidos durante la temporada regular luego de sufrir un hematoma en la rodilla izquierda mientras jugaba contra Washington, el pasado marzo.

Mike Scott, quien solía jugar para los Wizards, tomó el lugar de Embiid en la alineación al comenzar la segunda mitad.

Filadelfia lideró por hasta 11 en el período de apertura, pero eso se redujo a 60-61 cuando se llegó al descanso.

Washington logró brevemente el liderato, en el tercer cuarto, con parcial de 92-78 en su último minuto.

Se llegó al cuarto y último periodo con ambos equipos se ceder y a al falta de menos de cinco minutos para el final, el escolta Danny Green conseguía la canasta que ponía el empate a 106.

Fue entonces cuando Washington básicamente quitó el balón de las manos de Filadelfia, enviando a Simmons a la línea de personal repetidamente en la recta final con una versión de la vieja estrategia Hack-a-Shaq que le hicieron al expívot Shaquille O'Neal ante el poco acierto que tenía en los tiros libres.

Simmons llegó al partido con 0-9 en los tiros libres y acabó el cuarto con 5 de 11 intentos.

El base titular de los Sixers acabó con un doble-doble de 13 puntos y 12 rebotes, que al final no pudieron evitar la derrota de los Sixers.

El alero Tobias Harris también acabó con un doble-doble de 21 puntos y 13 rebotes que lo dejó líder de los Sixers, pero no pudo lograr los tantos decisivos.

Todo lo contrario de lo que sucedió con el ala-pívot japonés Rui Hachimura que se erigió en el factor sorpresa ganador de los Wizards al aportar un doble-doble de 20 puntos y 13 rebotes.

Hachimura anotó un triple con asistencia de Beal cuando faltaban 45,6 segundos para el final del tiempo reglamentario que puso el parcial de 118-112 a favor de los Wizards.

Su canasta provocó un canto de "¡Wiz en 7!" de algunos en los 10.655 aficionados, aproximadamente el 50% de la capacidad del Capital One Arena, y la mayor asistencia permitida bajo las restricciones actuales de la pandemia del coronavirus.

López acabó como sexto jugador de los Wizards al conseguir 16 puntos, el titular Daniel Gafford llegó a los 14 y el base brasileño Raúl Neto, que también salió del banquillo destaco con otros 11 tantos.

Neto anotó 3 de 6 tiros de campo, incluido un triple de dos intentos, y 4 de 5 desde la línea de personal, además de capturar tres rebotes y recuperar un balón en los 22 minutos que disputó.

Los Sixers barrieron por última vez a un oponente de playoffs en 1985 contra los Milwaukee Bucks, mucho antes de que naciera Embiid o Simmons o el lema "Confíe en el proceso".

Los Wizards fueron barridos por última vez en 2007 por los Cleveland Cavaliers.

El entrenador de los Wizards, Scott Brooks, cuyo futuro es incierto con el vencimiento de su contrato de cinco años y 35 millones de dólares, volvió a modificar su alineación.

Después de mover al alero letón Davis Bertans a cinco inicial para agregar altura en el tercer partido, Brooks hizo otro cambio en el cuarto, con Gafford de pívot en lugar del ucraniano Alex Len.

Pero al final sería López, el tercer pívot utilizado por Brooks el que hizo la diferencia y se convirtió en factor ganador.

(c) Agencia EFE