Antetokounmpo confía en hacer cambios para poder frenar a Paul y Booker

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Phoenix (EE.UU.), 6 jul (EFE).- Giannis Antetokounmpo regresó con los Milwaukee Bucks tras perderse dos partidos por lesión, pero, tras la derrota de su equipo en el primer partido de las Finales ante los Phoenix Suns, hizo autocrítica y pidió un esfuerzo extra para frenar a Chris Paul y Devin Booker.

"Tenemos que seguir poniéndoselo difícil a los dos, tan difícil como sea posible", dijo en la rueda de prensa tras el encuentro.

"Tenemos que ver el partido de hoy y ver qué podemos hacer mejor como equipo. Ojalá que podamos hacer ajustes para el segundo partido y ponérselo más difícil a los dos", señaló.

Paul dio un recital de dirección y anotación, con 32 puntos (12 de 19 en tiros), 9 asistencias y 4 rebotes que resultaron fundamentales para el triunfo de los Suns sobre los Bucks (118-105).

A su lado, el escolta Devin Booker consiguió 27 puntos y 6 asistencias.

Antetokounmpo se había perdido por una dura lesión en la rodilla los dos últimos encuentros de la final de la Conferencia Este ante los Atlanta Hawks (4-2 para los Bucks).

El griego fue duda hasta última hora para el partido de hoy, pero al final la estrella griega acabó jugando de titular y ofreció un rendimiento notable: logró 20 puntos (6 de 11 en tiros), 17 rebotes y 4 asistencias en 35 minutos sobre la cancha.

En este sentido, la figura de los Bucks dijo que se había encontrado bien físicamente y agregó con cautela que espera ir mejorando según pasan los días.

"No puedo predecir el futuro. Quizá me despierte mañana y mi rodilla esté hinchada. Pero ojalá me despierte mañana y esté bien. Ojalá que dentro de dos días (para el segundo partido) esté bien y pueda salir y competir", indicó.

Por otro lado, Antetokounmpo se mostró "feliz" por haber llegado hasta las Finales y dijo que esto es resultado del trabajo duro del equipo durante toda la temporada.

También se refirió a la extraña polémica respecto a su lentísima y controvertida rutina en los tiros libres que ha llevado a que las aficiones rivales, como la de los Suns hoy, le critiquen a gritos contando los segundos que pasan antes de lanzar.

"Creo que es algo que me va a perseguir el resto de mi carrera así que tengo que aceptarlo y pasármelo bien con ello", dijo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.