111-98. Triples de Robinson y una gran defensa deciden primer triunfo de Heat

Agencia EFE
·3  min de lectura

Miami (EE.UU.), 25 dic (EFE).- El alero Duncan Robinson aportó 23 puntos, incluidos siete triples, que lo dejaron al frente del ataque de los Heat de Miami, que vencieron este viernes por 11-98 a los Pelicans de Nueva Orleans en el primer partido de la tradicional jornada del Día de Navidad de la NBA.

Junto a Robinson, que acabó con 8 canastas de 14 intentos y capturó cinco rebotes, otros cinco jugadores, incluidos tres reservas también tuvieron números de dos dígitos, y el equipo acabó con un 51 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 43% (16-37) de triples.

Los siete triples de Robinson, que consiguió en la primera parte, le permitieron empatar la mejor marca de todos los tiempos en un partidos del Día de Navidad, mientras que el entrenador de los Heat, Erick Spoelstra se mantuvo perfecto con marca de 8-0 en los encuentros disputados en la jornada especial de cada temporada y el equipo 11-2.

El base esloveno Goran Dragic volvió a ser el sexto jugador de los Heat al conseguir 18 puntos, a pesar de que falló los cuatro intentos de triple que hizo, repartió nueve asistencias y recuperó cuatro asistencias.

El pívot Bam Adebayo logró otros 17 tantos como tercer máximo encestador y capturó cuatro rebotes, además de recuperar dos balones y poner un tapón, en lo que fue el primer partido de la nueva temporada para el equipo de Miami.

El escolta Avery Bradley, uno de los fichajes realizados por los Heat antes del inicio de temporada, logró 12 puntos como reservas y el ala-pívot nigeriano, el novato Precious Achiuwa, seleccionado por los Heat con el número 20, brilló en su debut como profesional al conseguir 11 puntos (5-7, 0-0, 1-2), tres rebotes y dos asistencias, en 19 minutos que vio acción.

Mientras que el escolta segundo año Tyler Herro llegó a los 11 tantos y completó la lista de los seis jugadores con números de dos dígitos en el equipo de Miami, que en la pasada temporada, concluida en la burbuja de Orlando, jugaron las Finales de la NBA y perdieron frente a Los Angeles Lakers (2-4) al mejor de siete.

El escolta estrella de los Heat, Jimmy Butler, a penas pudo jugar 16 minutos, no salió en la segunda parte, después de sufrir molestias en el tobillo derecho.

Butler antes de dejar el campo consiguió cuatro puntos, seis rebotes y cinco asistencias.

Además del gran juego ofensivo, los Heat también realizaron su mejor defensa, que fue la que impidió la reacción de los Pelicans cuando intentaron remontar en el marcador al concluir el tercer periodo (88-79).

El alero segundo año, Zion Williamson, volvió a ser el líder del ataque de los Pelicans tras aportar un doble-doble de 32 puntos, 14 rebotes, dio una asistencia y recuperó un balón.

Mientras que el ala-pívot Brandon Ingram llegó a los 28 puntos, pero falló 10 de los 17 tiros que hizo de campo, y el escolta Josh Hart, que salió de reserva anotó otros 12 tantos, siendo el tercer jugador de los Pelicans que tuvo números de dos dígitos.

El partido se rompió en el segundo cuarto después que los Heat jugaron su mejor defensa, los Pelicans no tuvieron la mejor inspiración encestadora y el equipo de Miami logró el parcial de 37-27, que pesaría como una losa en resto del camino para los jugadores del equipo de Nueva Orleans.

El pívot español Willy Hernangomez siguió sin tener minutos con su nuevo equipo de los Pelicans, que este año entrena por primera vez el veterano Stan Van Gundy, extécnico de los Heat.

(c) Agencia EFE