111-116: Los Timberwolves de Ricky Rubio se deshacen de los Utah Jazz

Agencia EFE
·4  min de lectura

Redacción deportes, 26 dic (EFE).- Los Minnesota Timberwolves de Ricky Rubio y Juancho Hernangómez consiguieron su segunda victoria ante los Utah Jazz en un partido en el que el base español mostró una mejor sintonía con sus nuevos compañeros mientras que el novato Anthony Edwards empieza a demostrar porqué ha sido el número 1 del draft de este año.

En el segundo partido que disputan los Minnesota Timberwolves esta temporada, el base español Ricky Rubio volvió a Salt Lake City para jugar contra los Utah Jazz, el equipo en el que militó durante dos temporada entre 2017 y 2019.

Tanto los Timberwolves como los Jazz llegaban al segundo partido de la temporada invictos. Los de Utah ganaron con facilidad en el partido de apertura a los Portland Trail Blazers por 100-120 mientras que a los de Minnesota les costó un poco más deshacerse de los Detroit Pistons.

Al equipo de Ricky y del pívot madrileño Juancho Hernangómez le costó 44 minutos ponerse por delante en el marcador y llevarse el partido por 101-111 gracias a un gran cuarto periodo en el que anotaron 31 puntos mientras que los Pistons se tuvieron que contentar con 16.

Contra los de Detroit, las actuaciones de Ricky y Juancho fueron discretas, pero ante los Jazz, Ricky funcionó desde el primer momento en el que saltó a la cancha y eso se notó en el funcionamiento del equipo.

El entrenador de los Timberwolves, Ryan Saunders, ha asignado de momento a Rubio el puesto de sexto hombre en su esquema, dejando al base catalán en el banquillo hasta la mitad del primer cuarto.

Cuando Rubio saltó a la cancha a falta de 6.12 minutos para el final del primer cuarto, el marcador gigante de Vivint Smart Home Arena reflejaba un empate a 12 puntos. Cuando terminó el cuarto, los Timberwolves estaban por delante por cuatro, 27-31.

Con Ricky en la pista, el balón se movía con más rapidez en el ataque, lo que facilitaba descolocar a la defensa de los Jazz y que hombres como el novato Anthony Edwards, el dominicano-estadounidense Karl Anthony Towns o D’Angelo Russell estuviesen en la mejor posición para anotar.

En los primeros 12 minutos, Edwards, cuyo actuación en los dos primeros partidos ya está poniendo los dientes largos a la afición de Minnesota, acumuló 9 puntos, 1 rebote y 1 robo mientras que Russell contabilizó 7 puntos, 1 rebote y 1 asistencia.

Por su parte, Rubio anotó un triple en el primer cuarto.

En los Jazz destacaban el pívot Rudy Gobert con 6 puntos, 5 rebotes y una asistencia, y Joe Ingles con 6 puntos y 1 rebote.

El segundo cuarto empezó con Juancho en la cancha y Ricky en el banquillo. Los de Minnesota mantuvieron la ventaja de cuatro puntos hasta que a falta de 7.25 minutos para el final entró de nuevo el base de El Masnou.

Con Ricky en la pista, la ventaja de los Timberwolves se fue estirando y los de Minnesota se fueron al descanso 15 puntos por delante de Jazz, 53-68.

Como señaló tras el partido Saunders, los Timberwolves se están empezando a beneficiar de la capacidad de Ricky de sacar el balón de su campo y meter la pelota en la pintura. Muestra de ello son las cuatro asistencias de Rubio durante el segundo cuarto.

Para entonces, Russell era el máximo anotador del partido con 16 puntos, 1 rebote, 3 asistencias y 1 robo mientras que Edwards acumulaba 12 puntos, 1 rebote, 1 asistencia y 1 robo. Por su parte, Rubio estaba en 5 puntos, 1 rebote, 4 asistencias y 1 robo de balón.

En los Jazz, sólo Jordan Clarkson, con 11 puntos, e Ingles, con 10, aguantaban el tirón.

El mismo esquema se repitió en la segunda mitad del partido. La creciente compenetración de los jugadores de Minnesota daba frutos en ataque y defensa. La pareja formada por Russell y Rubio funcionaba con fluidez y los esfuerzos de Jazz no tenían la recompensa esperada.

El tercer cuarto acabó con un 79-88, ocho puntos de ventaja.

Sólo en los últimos minutos del cuarto periodo, los de Utah apretaron el acelerador y se acercaron a dos puntos, 111-113 cuando faltaban seis segundos para el final del partido.

La proximidad en el marcador obligó a Saunders a recuperar a Towns, que se había tenido que retirar al vestuario tras un encontronazo que le lastimó el hombro.

Al final, los Timberwolves de Ricky y Juancho acumularon su segunda victoria al cerrar el marcador con un 111-116, gracias a las aportaciones de Russell (25 puntos), Edwards (18 puntos) y Malik Beasley (18 puntos). Rubio terminó el partido con 9 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias y 1 robo mientras que Juancho se contentó con 1 rebote.

Entre los Utah Jazz, los más destacados fueron Jordan Clarkson (23 puntos), Donovan Mitchell (21 puntos) y Mike Conley (20 puntos).

(c) Agencia EFE