110-117. Ball logra tantos decisivos que permiten el triunfo de los Pelicans ante Pistons

Agencia EFE

Detroit (EE.UU.), 13 ene (EFE).- El base Lonzo Ball anotó los tantos decisivos en el tiempo de prórroga y los Pelicans de Nueva Orleans vencieron a domicilio por 110-117 a los diezmados Pistons de Detroit en un duelo de equipos con marca perdedora y cargados de lesiones.

Ball sumó 17 puntos, incluidos cinco en el tiempo de prórroga, que fueron los que hicieron la diferencia en el marcador final y los Pelicans (15-26) ganaron el tercer partido en los últimos cuatro disputados.

Los Pistons siguieron con las bajas de los titulares, el ala-pívot Blake Griffin (rodilla), el escolta Luke Kennard (rodilla) y el base Reggie Jackson (espalda).

Mientras que los Pelicans jugaron sin su tres mejores encestadores, el alero Brandon Ingram (rodilla), el base Jrue Holiday (codo) y el escolta JJ Redick (tirón muscular), además del ala-pívot Derrick Favors (tirón muscular) y el alero novato Zion Williamson (rodilla).

Los Pistons, que estuvieron abajo en el marcador por 16 puntos y 11 minutos por jugarse, consiguió empatar a 100 con una canasta del base Derrick Rose a falta de 30 segundos y, tras el fallo de ambos equipos en sus respectivas posesiones de balón, se fueron a la prórroga.

Los Pelicans la abrieron con una racha de 9-2, incluidos cinco puntos de Ball, que sería la decisiva después de que Rose tuvo también dos pérdidas de balón en el último minuto y medio de partido.

El pívot Jalil Okafor, con un doble-doble de 25 puntos y 15 rebotes, fue el líder del ataque de los Pelicans y el ala-pívot italiano, el novato Nicolo Melli, logró otros 20 tantos.

Los Pistons (14-27), que sufrieron la tercera derrota consecutiva, y la duodécima en los últimos 15 partidos disputados, tuvo a Rose como su líder al conseguir 23 puntos y ocho asistencias, mientras que el ala-pívot reserva logró 18 tantos y capturó nueve rebotes.

El ala-pívot novato, el francés Sekou Doumbouya, llegó a los 16 tantos como tercer máximo encestador de los Pistons.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación