103-88. Hayward mantiene ganadores a Hornets y perdedores a Knicks

Agencia EFE
·2  min de lectura

Charlotte (EE.UU.), 11 ene (EFE).- El alero Gordon Hayward aportó 34 puntos como líder encestador de los Charlotte Hornets y los mantuvo ganadores por cuarto partido consecutivo tras imponerse este lunes por 103-88 a los Knicks de Nueva York, que sufrieron la tercera derrota seguida.

Hayward, de 30 años, el gran fichaje del descanso invernal de los Hornets, confirmó que es el nuevo jugador franquicia y que además juega su mejor baloncesto como profesional.

La inspiración encestadora de Hayward, con promedio de 29,2 puntos por partido, ha sido la clave de los triunfos de los Hornets (6-5) que también se han aprovechado del 55 por ciento de acierto que ha tenido en los tiros de campo y el 92% desde la línea de personal.

Hayward anotó 28 puntos en la primera mitad con 8 de 12 tiros desde el campo y 10 de 10 tiros desde la línea de personal para dar a los Hornets una ventaja de 57-50 al descanso.

El alero estrella de los Hornets concluyó el partido con 11 de 17 tiros de campo que hicieron siempre daño a los Knicks que no tuvieron demasiadas fuerzas para defender tras jugar partido en noche seguidas.

"Es por eso que trajimos a Gordon Hayward aquí", dijo el entrenador de los Hornets, James Borrego. "Marca la pauta para nosotros y salió agresivo. Entiende el significado de cada partido".

El base Devonte Graham tuvo 19 puntos y siete asistencias como segundo máximo encestador de los Hornets, y el ala-pívot P.J. Washington logró otros 13 tantos.

El alero Kevin Knox anotó 19 puntos como líder de los Knicks (5-6), y el pívot Mitchell Robinson consiguió doble-doble de 12 tantos y 11 rebotes que lo dejaron el mejor en el juego interior, pero tampoco pudo evitar la derrota del equipo neoyorquino.

Los Hornets anotaron 24 puntos en 17 pérdidas de balón de los Knicks. Charlotte cometió 10 pérdidas de balón mientras subía por encima de .500 por primera vez esta temporada.

El ala-pívot Julius Randle, que llegó al partido con promedios de 23,2 puntos y 11,8 rebotes por partido con los Knicks, no pudo mantener la misma producción y acabó con apenas 11 tantos y capturó cinco balones bajo los aros.

(c) Agencia EFE