Mohamed, "orgulloso" de su equipo, que hizo "un gran partido"

Agencia EFE
Antonio Mohamed (Photo by Amin Mohammad Jamali/Getty Images)
Antonio Mohamed (Photo by Amin Mohammad Jamali/Getty Images)

Redacción deportes, 18 dic (EFE).- El argentino Antonio Mohamed, entrenador de los Rayados de Monterrey, se mostró "orgulloso" de su equipo, pese a perder en la semifinal del Mundial de Clubes ante el Liverpool, por 1-2, ya que consideró que hizo "un gran partido".

“Hicimos un gran partido, el equipo se entregó al máximo, estoy muy orgulloso", señaló Mohamed, quien explicó que fue "un partido de detalles" en el que el cuadro mexicano le jugó "de igual a igual" al conjunto que dirige el alemán Jürgen Klopp, ganador de la Liga de Campeones.

“Lo hablamos en la previa que era una buena carta de presentación del fútbol mexicano para el mundo", dijo Mohamed, quien admitió que tenía "bronca" por la derrota, pero satisfacción por cómo el Monterrey "representó a la camiseta, a la afición, a la ciudad, pero nos quedamos con las manos vacías. Si hay una manera de perder que sea como hoy, una manera linda”, afirmó.

Mohamed consideró que el Flamengo debe jugar en la final como lo hicieron los Rayados en esta semifinal después del primer tanto del Liverpool, "que no puedan girar y no se sientan cómodos en el partido y después atacarlos y hacerles daño".

"El equipo tuvo un trabajo defensivo muy bueno y aparte de todo tuvimos entre siete y ocho jugadas de gol, que no es fácil contra este equipo y todas claras. Con humildad y trabajo se les puede competir", afirmó Mohamed, quien agregó que pese a su orgullo tiene sensación agridulce.

"Pensaba jugar contra Flamengo, pero realmente sin menospreciar el que viene, nosotros tenemos que pensar en la Final y tenemos que priorizar la mayor cantidad de futbolistas que lleguen ahí con la causa. Vamos a intentar ganar el tercer puesto, es un gran equipo, va a ser un partido duro y difícil”, apuntó el técnico de Monterrey, que se enfrentará al Al Hilal por el tercer puesto del Mundial.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación