Lázaro: "hay que creer en todas las jugadas"

Agencia EFE

Brasilia, 17 nov (EFE).- El atacante Lázaro, héroe en el título de Brasil al marcar el tercer gol de la 'Canarinha' en el tiempo de descuento sobre México en la final del Mundial Sub'17 de fútbol disputada este domingo en Brasilia, resaltó que no hay que dar un balón por perdido y se debe creer en todas las jugadas.

"Quien juega de mediapunta para adelante tiene que creer en todas las jugadas, porque si no creemos no tendremos disculpa y agradezco a Dios por ese don que me dio y cuando Yan (Couto, el lateral) me mandó el centro vi que nadie me estaba marcando", comentó Lázaro en el estadio Bizerrao de la ciudad de Gama, en la capital brasileña.

Emocionado ante el asedio de los periodistas, el héroe de la victoria no ocultó su felicidad "por el gol del título" y agradeció "a toda la comisión técnica por la confianza", que le permitió en la semifinal entrar y marcar en la postrimería la remontada por 2-3 ante Francia y este domingo repetir la hazaña sobre México.

Brasil, con un gol en tiempo de reposición del recién ingresado Lázaro, remontó a México por 1-2 y conquistó el cuarto título del Mundial Sub'17 y, de paso, se sacó la espina de la final de Perú 2005 que había pedido ante los mexicanos.

Kaio Jorge, de penalti, y Lázaro convirtieron para la 'Canarinha', mientras que Bryan González había puesto en ventaja al 'Tri'.

Lazaro agradeció también a la hinchada del Flamengo, su club, por las manifestaciones de cariño inmediatas en las redes sociales.

"Claro que es un objetivo y un sueño jugar en el equipo profesional y voy a seguir trabajando para que eso suceda naturalmente", expresó el joven delantero, que se puso a "órdenes" del técnico portugués Jorge Jesús, entrenador del equipo principal del Flamengo.

El artillero de la 'Canarinha', Kaio Jorge, por su parte, resaltó la "tranquilidad" que ha trabajado para lanzar penaltis en momentos decisivos, como el que tuvo al minuto 84 cuando por esa vía empató el partido y reanimó las esperanzas de Brasil.

"Estaba bien tranquilo entrenando penaltis, incluso en la selección mayor ante Cassio que es un gran portero", comentó el atacante del Santos, quien ha sido llevado por el seleccionador mayor Tite a algunas prácticas del combinado principal brasileño.

Ya el técnico campeón, Guilherme Dalla Dea., destacó el hecho de haber conquistado el título "en casa" y el repunte del equipo, que cumplió un papel vergonzoso en el sudamericano de la categoría, a pesar que la 'Canarinha'tenía la clasificación como país organizador del Mundial.

El entrenador valoró el trabajo de Gabriel Verón, declarado como el mejor jugador del Mundial y quien asumió el liderazgo después de la lesión de Talles Magno, en octavos de final, y de la ausencia en el torneo de Reinier, que no fue cedido para el certamen por el Flamengo.

"Verón es un jugador de fuerza, velocidad y osadía. Noté que en los últimos dos partidos él se cansó un poco, debido a lo que él se dedicó, hasta para volver para marcar. Lo miré en el medio del partido y le dije 'paciencia y confía'", apuntó Dalla Dea.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación