1-0. Golpe de autoridad de Melgar para gobernar el Grupo D de la Sudamericana

Agencia EFE
·2  min de lectura

Lima, 4 may (EFE).- El Melgar peruano se rebeló este martes frente al Atlético Paranaense, al que venció por 1-0 con un gol del argentino Cristian Bordacahar para consolidarse en la primera plaza del Grupo D de la Copa Sudamericana, del que es líder en solitario con un pleno de tres triunfos.

Cuando parecía que el 'Furacão' (huracán) brasileño sería el claro dominador del Grupo D, donde también están el Aucas ecuatoriano y el Metroplitanos venezolano, es el Melgar quien lo comanda con todos los puntos en juego ganados en una de las mejores campañas internacionales hasta ahora de su centenaria historia.

Así, por detrás de los 9 puntos de Melgar se queda relegado con 6 el Atlético Paranaense, seguido en tercer lugar por Aucas, que este martes ganó sus primeros 3 puntos al vencer al Metropolitanos y dejarlo con 0 unidades.

En el Estadio Nacional de Lima se midieron los dos equipos de mejor comportamiento en el Grupo D, y eso se notó en la cancha, con un duelo que comenzó muy igualado pero donde Melgar se le subió poco a poco a las barbas del conjunto brasileño.

De nuevo el 'Dominó' volvió a mostrar su mejor versión, esa que se diluye en la liga peruana cuando su técnico, el argentino Néstor Lorenzo, hace rotaciones para reservar a sus mejores jugadores para la Sudamericana.

Como ya hizo gala en los dos partidos anteriores, Melgar se plantó muy bien sobre la cancha, con un esmerado orden entre líneas que dificultó enormemente al equipo brasileño llegar hasta el área rival pese a tener mucho más tiempo la posesión del balón.

El rigor del conjunto local tuvo su premio al inicio del primer tiempo, en un centro de Paolo Reyna que el ariete argentino Bernardo Cuesta prolongó de espuela inteligentemente en el corazón del área para que Bordacahar, libre de marca, empujara con la cabeza el balón a la red llegando desde segunda línea.

El gol del Melgar descompuso a la escuadra entrenada por Paolo Autuori, que concedió más espacios para los contraataques del equipo rojinegro.

Sin embargo, tanto Cuesta como Bordacahar y Tandazo se precipitaron en sendos ataques en superioridad donde se olía el segundo gol de los locales.

Esos fallos les pudieron haber costado muy caro cuando Fabio Pereyra hizo un pase atrás que se quedó corto y dejó solo a Renato Kayzer para encarar el arco, pero el delantero brasileño probó suerte de lejos y el balón se fue desviado cerca del poste.

Fue el susto más grande para los rojinegros, pues en los minutos finales resistieron sin excesivo sufrimiento la acometida del 'Furacão', que se va de Lima sin quitarle la primera plaza a Melgar.

(c) Agencia EFE