1-0. La conexión D'Alessandro-Guerrero mete al Inter en la fase de grupos de la Libertadores

Agencia EFE
EFE

Sao Paulo, 26 feb (EFE).- Con un remate certero de Paolo Guerrero a pase de Andrés D'Alessandro, que acabó expulsado, el Internacional brasileño se clasificó este miércoles a la fase de grupos de la Copa Libertadores ante un Deportes Tolima colombiano superior en algunos tramos del partido.

Los dos equipos venían de empatar sin goles en el estadio Manuel Murillo Toro, de Ibagué.

El delantero peruano decantó la eliminatoria y de paso rompió una sequía goleadora de un mes al finalizar en el tiempo de descuento de la primera mitad una jugada individual del mediapunta argentino.

El exjugador de River Plate demostró estar en un excelente estado de forma a sus casi 39 años, aunque puso en riesgo el triunfo y el boleto a la próxima ronda tras ser expulsado en el minuto 61.

El Internacional certificó así su presencia en el Grupo E de la Libertadores junto con el Universidad Católica chileno, el América de Cali colombiano y el Gremio, también de Porto Alegre, por lo que habrá dos emocionantes clásicos 'Grenal' en esta fase de la competición.

El conjunto colorado buscó el gol desde el pitido inicial -la primera finalización corrió a cuenta de Guerrero en el primer minuto de juego-, pero después insistió demasiado en los balones aéreos.

Cada uno de los centros bombeados desde la banda eran inofensivos para un Tolima que cuenta entre sus filas con un central de casi dos metros de altura como Julián Quiñones.

El equipo colombiano parecía funcionar sin fisuras. Una línea defensiva de cuatro hombres, cinco centrocampistas y solo Francisco Rodríguez en punta, a la espera del error ajeno y un contragolpe fulgurante.

Los colorados perdieron con el paso de los minutos el ímpetu inicial. La defensa rival parecía infranqueable, un auténtico muro en el que ni Guerrero, ni D'Alessandro parecían encontrar grietas.

Los problemas se acumulaban para el cuadro de Porto Alegre. Campaz se apropió de la banda derecha y Francisco Rodríguez por muy poco no sorprende a Lomba con un misil desde fuera del área.

A Coudet no le gustó lo que estaba viendo y decidió mover el banquillo antes del descanso. Sacó a Lindoso por Marcos Guilherme, más rápido y vertical.

Pero el fútbol no atiende a razones y cuando peor estaba el Inter, apareció D'Alessandro con una jugada individual deslumbrante para dar un pase de la muerte en el tiempo de descuento del primer tiempo a Guerrero.

En el segundo tiempo, Campaz siguió siendo la mejor baza en ataque para Tolima, que no pensaba encontrar en D'Alessandro a un aliado.

El 10 del Inter recibió dos amarillas en menos de diez minutos y se marchó a las duchas a falta de media hora para el final. Tocaba sufrir, si bien los rojos aguantaron estoicamente.

El conjunto colombiano puso a temblar a la afición del Beira Rio con la entrada de Albornoz. Guerrero tuvo dos oportunidades claras para capitular que incrementaron la desesperación de la grada.

Tolima acosó hasta el final, sin embargo no estuvo acertado en los últimos metros y dijo adiós a la Libertadores, pese a la buena imagen mostrada en territorio brasileño.

- Ficha técnica:

1. Internacional: Marcelo Lomba; Rodinei (m.93 Rodrigo Moledo), Bruno Fuchs, Víctor Cuesta, Uendel; Musto, Rodrigo Lindoso (m.40 Marcos Guilherme), Edenílson, Boschilia (m.87 Johnny); Andrés D'Alessandro y Paolo Guerrero.

Entrenador: Eduardo Coudet.

0. Deportes Tolima: Álvaro Montero; Nilson Castrillón, Julián Quiñones, José Moya, Danobis Banguero; Carlos Robles, Yeison Gordillo, Juan David Ríos (m.64 Omar Albornoz); Andrey Estupiñan (m.72 Luis Miranda), Jaminton Campaz y Francisco Rodríguez (m.69 Jorge Ramos).

Entrenador: Hernán Torres.

Gol: 1-0, m.49: Paolo Guerrero.

Árbitro: el ecuatoriano Guillermo Guerrero. Expulsó por doble amarilla a D'Alessandro (m.61) y amonestó a Rodinei, Quiñones, Banguero y Guilherme.

Incidencias: partido de vuelta de la tercera fase de la Copa Libertadores jugado en el estadio Beira Rio de la ciudad brasileña de Porto Alegre.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación