0-2. El Bayer no se rinde y acecha al Atlético

Agencia EFE

Moscú, 26 nov (EFE).- El Bayer Leverkusen encadenó hoy su segunda victoria consecutiva en Liga de Campeones al derrotar con justicia al Lokomotiv Moscú (0-2), resultado que le coloca a un solo punto de la segunda plaza del Grupo D, que ocupa el Atlético de Madrid.

Con la fina batuta del chileno Charles Arangüiz en el centro del campo, los alemanes se llevaron la victoria con un gol al principio de cada tiempo, el segundo de ellos de bellísima factura.

A falta del partido que enfrentará seguidamente a la Juventus y al Atlético, los alemanes suman seis puntos, con lo que se mantienen vivos en la lucha por un billete para los octavos de final.

En caso de que el Atlético no gane hoy en Turín, todo se decidiría en la última jornada, en la que los alemanes recibirán en su casa a la Juventus.

Ante la ausencia del cerebro del equipo moscovita, el renacido Joao Mario, recuperó la titularidad el menos conocido de los hermanos Miranchuk, Antón.

Necesitaban los puntos ambos equipos. El Bayer llegaba en envalentonado después de derrotar en casa al Atlético, mientras los rusos empezaron la competición con victoria en casa del Leverkusen, pero después encadenaron tres derrotas consecutivas.

Empezaron fuerte los locales. Alexéi Miranchuk aprovechó un contraataque de libro para adelantar a los suyos, pero el árbitro anuló el tanto por un fuera de juego milimétrico.

Poco después Krychowiak casi sorprende a Hradecky, al que se le escapó el balón de las manos, aunque se recuperó a tiempo para detener el esférico casi sobre la línea de gol.

Pero los rusos están gafados en las últimas semanas. Una jugada sin aparente peligro, un saque de esquina, fue despejado por Éder con tan mala suerte que el balón golpeó a un compañero y se coló en la portería defendida por Guilherme.(min.11)

El portero brasileño evitó el segundo un par de minutos después con una gran parada tras un saque de falta del zurdo Demirbay.

Con el chileno Arangüiz como pulmón, el equipo de la "aspirina" tenía el partido donde quería, aunque los rusos se negaban a aceptar su mala suerte.

Era el día de los porteros. Esta vez fue el turno del guardameta del Bayer, que despejó a bocajarro un disparo de Antón Miranchuk a los 25 minutos ante la desesperación de la afición local.

El resto del primer tiempo fue un toma y daca con opciones para ambos equipos, aunque las mejores ocasiones corrieron a cargo de los teutones.

Guilherme se vistió de héroe para salvar a los suyos en dos ocasiones. En una evitó con su salida un gol cantado de Diaby y en otra hizo una triple parada justo antes de que los veintidós futbolistas tomaran el camino de los vestuarios.

Los alemanes mantuvieron el mismo ímpetu tras la reanudación.

A la salida de un córner, el líder del Bayer, Arangüiz, se sacó de la chistera un magnífico pase elevado por encima de la defensa local que el insospechado Wender aprovechó para marchar de volea con la zurda un gol de bandera. (min.54)

Los rusos acusaron el golpe. Los hermanos Miranchuk lo intentaban, pero no les acompañaba Krychowiak que tuvo hoy en día aciago.

Éder pudo acortar distancias, pero tras recibir un buen pase en profundidad, se trastabilló y su disparo mordido fue detenido sin dificultades por el portero.

Su sustituto, Smólov, tampoco aprovechó un pase de gol de Bárinov antes del pitido final. Y ahora al Lokomotiv ya no le queda ni siguiera la esperanza de luchar por un puesto en la Liga Europa.

Ficha técnica:

0 - Lokomotiv Moscú: Guilherme; Rybus, Corluka, Höwedes, Ignatyev; Bárinov, Krychowiak, Antón Miranchuk, Zhemaletdínov (Kulikov, min.65); Alexéi Miranchuk y Éder (Smólov, min.78).

2 - Bayer Leverkusen: Hradecky; Retsos, Tah, S.Bender, Wendell; Demirbay (L.Bender), Diaby, Aránguiz, Bellarabi (Alario, min.77); Volland y Bailey (Baumgartlinger, min.46).

Goles: 0-1, min.11: Zhemaletdínov (p.p.). 0-2, min.54: Wender.

Árbitro: Michael Oliver (ENG). Amonestó a Höwedes, Ignátyev, Corluka, Bárinov y Wendell.

Incidencias: partido correspondiente a la penúltima jornada del Grupo D de la primera fase de la Liga de Campeones disputado en el estadio Lokomotiv Moscú.

Ignacio Ortega

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación