0-1. Mineiro gana con gol de Keno a Cerro Porteño y lo complica en el Grupo H de la Libertadores

·2  min de lectura

Asunción, 19 may (EFE).- Atlético Mineiro, que ya estaba clasificado a octavos de la Libertadores, derrotó este miércoles a domicilio por 0-1 a un Cerro Porteño que sufrió un serio revés en sus aspiraciones de ser el segundo clasificado del Grupo H.

El gol de los brasileños llegó en el tiempo de descuento, obra del delantero Keno, lo que deja al líder con 13 puntos y con siete enteros a los paraguayos.

El Ciclón depende ahora más que nunca de sí mismo, si bien el resultado da alas al venezolano La Guaira, con tres puntos, y que esta noche enfrenta a América de Cali, que tiene uno.

Precisamente los asuncenos juegan el último partido de la jornada contra los colombianos, en Asunción.

El Mineiro que salió hoy al estadio la Nueva Olla no fue la máquina goleadora que en la ida vapuleó a los locales 4-0, aunque dominaron el balón jugando con un equipo alternativo y sin la presencia del goleador Hulk, que ingresó en el segundo tiempo.

En esos 45 penetraron en el área del Ciclón y se dieron algunas ocasiones de gol por parte de Tché Tché y de Guilherme Arana que fueron taponadas por el meta Jean Fernández, que de hecho fue la figura del Ciclón.

La segunda parte transcurrió por las mismas pautas, pero con los dirigidos por Francisco Arce sin establecer conexiones en unas internadas por el centro que buscaban al goleador Mauro Boselli.

Lo intentaron también Claudio Aquino y Mateus Gonzalves con el respaldo del todo terreno Santiago Arzamendia, aunque el equipo de Cuca no necesitó esforzarse para mantener una igualada que era un mal menor para Cerro Porteño.

Sin embargo, el mayor de los males llegó gracias a Keno, en un balón que no pudo atajar Fernandes.

A la derrota, que no significa la pérdida de opciones del Ciclón, se suman ciertos problemas internos como el anunciado por los jugadores, que hoy se negaron a la concentración previa al partido como protesta por varios meses de sueldo impagados por la directiva de Barrio Obrero.

(c) Agencia EFE