El Real Madrid repite errores

Agencia EFE
·3  min de lectura

Redacción deportes, 1 dic (EFE).- El Real Madrid se complicó la clasificación para octavos de final de la Liga de Campeones por sus propios errores, que vienen siendo habituales en lo que va de temporada, sobre todo en una fase defensiva en la que demostró de nuevo una fragilidad impropia de un equipo grande.

El Shakhtar Donetsk, que había encajado un parcial de 10-0 en sus dos encuentros frente al Borussia Mönchengladbach, volvió a hacer daño en base al error del equipo dirigido por el francés Zinedine Zidane y ganó de nuevo al conjunto blanco dependiendo de si mismos para estar en las eliminatorias de la ‘Champions’ en detrimento del propio equipo madridista.

En la ida sorprendió con un 0-3 al descanso en el estadio Alfredo di Stéfano en el que, también si en el capitán Sergio Ramos, careció de muchas cosas, pero la más llamativa la intensidad defensiva mínima exigible en un partido al máximo nivel.

Una falta de fortaleza defensiva, clave precisamente en el pasado título liguero, que es global pero que este martes lo evidenció el francés Raphael Varane, dejando pasar un balón dentro del área que recogió Dentinho para hacer el 1-0 en el minuto 57, y en la ida el brasileño Éder Militao, que no esprintó para tapar la subida de los jugadores del conjunto ucraniano en la acción que supuso el 0-3. Un despropósito.

En el caso de Varane, la ‘Champions’ vuelve a ser su talón de Aquiles. Tras el confinamiento, el francés fue un baluarte en el centro de la zaga, pero llegó la vuelta de octavos contra el Manchester City y dos errores suyos condenaron a su equipo. Primero mal en la salida del balón desde atrás ante Gabriel Jesús, que le robó la bola para el 1-0 del inglés Raheem Sterling. Luego, otra vez ante el brasileño, mala cesión para un Courtois que se quedó vendido para el 2-1 definitivo.

Según datos de la empresa especializada Opta, Varane, con tres, es el jugador que ha cometido más errores que han terminado en gol en la Liga de Campeones desde que arrancase el 2020.

El Real Madrid, viviendo en la irregularidad, pero acostumbrado a dar su mejor versión en las grandes citas, como la visita al Camp Nou (1-3) o en situaciones límites como en los dos partidos frente al Inter de Milán (3-2 y 0-2), volvió a mostrar su peor cara, que no se atisbaba al arrancar el encuentro.

Los de Zidane, quien repite una y otra vez que la diferencia de nivel de un partido a otro no es una cuestión de ganas, salieron bien posicionados al terreno de juego del Olímpico de Kiev. Presión arriba, cortando cualquier intento de contragolpe del Shakhtar y disponiendo de dos ocasiones claras en las botas de Marco Asensio con un balón al palo en el minuto 4 y otro disparo en el m.20 ante el que se tuvo que emplear a fondo el guardameta ucraniano Anatolii Trubin.

Pero con el partido controlado, a pesar del 0-0 en el marcador que incluso le hubiese valido para tener en su mano el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones, el Shakhtar buscó más el ataque y tras un primer aviso que salvó Courtois, aprovechó la fragilidad defensiva para lograr un resultado que vale oro.

Primero con el error de Varane y más tarde en el minuto 82 el israelí Manor Solomon condujo casi desde campo propio, mientras los jugadores del Real Madrid reculaban, para hacer un 2-0 que deja contra las cuerdas al conjunto blanco.

Resultado que deja al conjunto ucraniano segundo de grupo, con los mismos puntos que los de Zidane pero habiendo ganado el duelo directo, por lo que les vale con calcar, frente al Inter de Milán, lo que haga el Real Madrid el próximo miércoles contra el Borussia Mönchengladbach para clasificarse para octavos de final de la ‘Champions’ y eliminar al trece veces campeón de Europa.

Óscar Maya Belchí

(c) Agencia EFE