Árbitro letón, el nuevo villano de la Selección Mexicana

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 17 (EL UNIVERSAL).- Treimanis es el nuevo enemigo público número uno del futbol mexicano luego de su polémico arbitraje.

Así como en su momento, el portugués Pedro Proenca se ganó el odio del pueblo mexicano cuando marcó ese famoso "No fue penal" en el juego por los octavos de final de la Copa del Mundo de Brasil 2014 entre Holanda y México, la supuesta falta de Rafa Márquez sobre Arjen Robben, ahora el letón tomó esa posición al pitar una pena máxima en contra de México en la final contra Brasil, con ayuda del VAR que era manejado por un italiano, Marco Di Bello y un holandés, Dennis Johan Higler.

Treimanis nació en la ciudad de Kuldiga, Letonia, hace 34 años, debutó como árbitro profesional en el 2006 y tiene Gafete FIFA desde el 2011. Internacionalmente ha pitado en la Champions League y en la Europa League, además de torneos internacionales Sub 21.

Su perfil en Wikipedia ya fue invadido y lo describe de la siguiente forma: "Andris Treimanis, es un árbitro de fútbol letón internacional desde el 2011 y arbitra en la Virsl?ga.

Este silbante es famoso gracias a favorecer a la selección brasileña sub-17 en la final del Campeonato Mundial de esa división".

Qué leer a continuación