Un ex árbitro denuncia corrupción en la Eurocopa

·1  min de lectura

Jonas Eriksson no será recordado por muchos de nosotros al hacer memoria dentro del mundo del fútbol, pero seguro que lo será a partir de ahora. El ex árbitro sueco de 47 años ha prendido el ventilador cómo nunca en unas declaraciones que seguro que ya han llegado a los oídos de la UEFA, a quien acusó de corrupta a la hora de elegir a quienes deben repartir justicia en los encuentros definitivos de la Eurocopa.

En una carta abierta en su cuenta de Instagram, el que fuese colegiado hasta 2018 no se mordió la lengua y apuntó sin temor contra la institución que rige el fútbol profesional en Europa. Todo el viejo continente espera por una respuesta de UEFA, quien de nuevo queda en el ojo del huracán.

 

"Hace cinco años que arbitré la última semifinales de la Eurocopa entre Portugal y Gales. Aunque estaba feliz y orgulloso cuando empezó el partido, hubo una profunda decepción para mí y mis compañeros. ¿Por qué no se nos permitió pitar la final? La gente suele preguntar cómo seleccionan para los partidos decisivos, si es por logros, cómo se clasifica a los árbitros, si es para el que menos errores comete o quién es el encargado de hacer la evaluación... La verdad es que un tema oscuro”, empezaba Eriksson en su confesión.

Así describe a la institución: “Un mundo sucio, político y falso donde la amistad, la corrupción, la lealtad y la nacionalidad juegan un gran papel. Ese fútbol que habla de un juego limpio y de respeto, donde el reglamento es el mismo para todos, donde los cuatro mejores equipos, los que han ganado más partidos, juegan las semifinales en Londres. Pero cuando se trata de arbitraje, todo pasa en salas cerradas, con agendas políticas y con todo menos lo mejor del fútbol en mente”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Aquellos que son seleccionados y el que sea elegido para la final, NO son directamente los tres mejores árbitros del torneo. No siempre son aquellos que lo han hecho mejor, han recibido la calificación más alta o quienes han llegado a la cima los que se ganan la confianza. Esta vez, el mejor árbitro del torneo, sin un solo error claro, ya ha sido enviado a casa. La decisión fue tomada por los altos cargos de la UEFA y no tiene nada que ver con sus actuaciones durante la Eurocopa”, continuaba en su carta abierta en Instagram.

Para finalizar, aseguró que ha encontrado la paz en el retiro: “Otros árbitros, a veces sin saberlo ellos mismos, tienen los contactos adecuados, mejor respaldo político o provienen de países importantes, arbitran más allá. Independientemente de esto, felicidades a los árbitros que pitan. Ninguna sombra debería caer sobre ellos. Lo que todos deberían saber, sin embargo, es que es un mundo podrido con una cultura lejos de ser buena. Yo, con perspectiva, puedo decir que estoy muy feliz de haber dejado de pitar hace tres años".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.