Un árbitro argentino, aislado tras haberle dado la mano a Jorge Jesús

Goal.com Latam

El fútbol sudamericano se sacudió con la noticia del resultado positivo de COVID-19 que arrojaron los estudios a los que se sometió Jorge Jesús, entrenador de Flamengo, último campeón de la Copa Libertadores. Y uno de los que mostró su preocupación por este hecho es Facundo Tello, árbitro argentino del último partido del Mengao por Copa Libertadores, ante Barcelona de Guayaquil.

El juez internacional, que alegó problemas personales y hoy se encuentra "aislado" en la ciudad de Bahía Blanca, reconoció que antes del encuentro "estrechó la mano del DT portugués". Y más allá de eso, AFA había decidido que se mantenga en cuarentena cuando días atrás se conoció el caso del vicepresidente del Fla, que también contrajo el virus, aunque no hubo contacto.

Junto a Tello hubo dos argentinos en el staff arbitral: el cuarto árbitro Nicolás Lamolina y el juez de línea Pablo González, que este fin de semana debían dirigir en Lanús - Argentinos y Huracán - Talleres respectivamente, pero se autoexcluyeron y fueron reemplazados. Todos ellos, junto a Ángel Sánchez (asesor del encuentro) no presentaron síntomas pero tomaron las precauciones imprescidibles para evitar la propagación de esta pandemia.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Qué leer a continuación