Ángel "el Pato" Cabrera: recibió una nueva denuncia por amenazas mientras tiene orden de detención internacional

Gabriela Origlia
·3  min de lectura

CORDOBA. Una nueva denuncia por violencia de género se presentó contra el golfista Ángel "el Pato" Cabrera. Esta vez fue su exesposa, Silvia Rivadero, quien se presentó ante la Justicia para acusarlo por amenazas telefónicas que dice haber recibido el 7 de este mes desde Estados Unidos, donde el deportista lleva varios meses. Por el proceso que ya se le sigue en una causa de violencia de género, está en condición de "prófugo" para la Justicia de Córdoba que en agosto pasado ordenó su detención.

La denuncia se presentó ante el fiscal de Violencia Familiar de Córdoba, Cristian Griffi, quien pedirá peritar los teléfonos para verificar los dichos de Rivadero. "Me voy a alquilar un jet privado y te voy a matar. No me importan los jueces", expresó la mujer que le dijo Cabrera.

Hace unos dos años, la policía debió intervenir en un confuso episodio en la casa de Cabrera en Villa Allende, por un reclamo de los vecinos por gritos y peleas con su exmujer. Un antecedente más antiguo es de 2007, cuando estuvo detenido unas horas acusado de lesionar al entonces jefe de la comisaría de la localidad de San Agustín, en Río Tercero. Reaccionó cuando lo hicieron detener por presunta conducción peligrosa; iba con un nieto.

Griffi ya pidió hace dos meses a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) que emita un alerta roja (máxima prioridad) para la detención de Cabrera, contra quien este año hubo otra denuncia por violencia de género de una expareja. En agosto, cuando debía presentarse en los tribunales de Córdoba, no lo hizo.

La presentación era para notificarse de un proceso de enjuiciamiento ante la Cámara Segunda del Crimen, por dos causas acumuladas por violencia de género en contra: una por "lesiones leves calificadas y amenazas", del 2017, y otra por "lesiones leves calificada y hurtos" del 2018.

La Justicia admitió que el golfista no tenía impedimentos para salir del país y, en agosto, su defensor Miguel Gavier, señaló que regresaría "cuando pueda" y que no lo había hecho hasta el momento "porque no hay vuelos". Las conexiones se reestablecieron hace tiempo pero no hubo regreso.

La última denuncia de Cecilia Torres, su expareja, es porque habría violado la orden de restricción que pesa contra él. La mujer planteó que se comunicó con ella en cuatro oportunidades, algo que tiene prohibido.

En diciembre de 2016 Torres se presentó ante la Justicia y aseguró que el golfista la golpeó con los puños, la amenazó y luego intentó atropellarla con la camioneta en que iban. Había comenzado a salir con ella después que terminó su relación con la cantante Coki Ramírez. Después hizo una más también por violencia, en 2017.En junio de ese mismo año Micaela Escudero, quien fue pareja entre 2014 y 2016, denunció que la "zamarreó" y la amenazó.

A comienzos de noviembre, Cabrera, el único argentino y latinoamericano que ganó el US Open y el Masters, no jugó en Augusta porque estaba operado hacía menos de un mes de una lesión en la muñeca y otra en el codo en Estados Unidos.