La noche en la que Diego Schwartzman reaccionó ante los obstáculos y se disfrazó de “escapista” en el Masters 1000 de Canadá

·4  min de lectura
Diego Schwartzman venció al español Alejandro Davidovich Fokina en la primera ronda del Masters 1000 canadiense, en Montreal
Diego Schwartzman venció al español Alejandro Davidovich Fokina en la primera ronda del Masters 1000 canadiense, en Montreal - Créditos: @Minas Panagiotakis

Si hay un aspecto en el que, por lo general, Diego Schwartzman no economiza, es en la entrega. El Peque, número 8 del mundo en octubre de 2020 y actual 15° del ranking, construyó, a puro combate sobre el court, una destacada carrera en medio de sacrificios y limitaciones. Hoy, en un período en el que los resultados no lo acompañan como pretende, parece desmoralizarse rápido.

Por ello, la victoria de anoche de Montreal frente al español Alejandro Davidovich Fokina (36°; este año finalista de Montecarlo), por la primera ronda del Masters 1000 canadiense , para él adquiere un valor energizante. Tras perder el primer set por 6-1, muy rápido, el porteño ganó el segundo por 6-3, pero en el tercer parcial estuvo muy cerca de despedirse. Quedó abajo 0-3 y el malagueño contó con tres break points para adelantarse 4-0. Sin embargo, el jugador que el martes próximo cumplirá 30 años reaccionó con coraje y paciencia para ganar ese último set por 6-4.

Diego Schwartzman superó a Davidovich Fokina en Montreal
Diego Schwartzman superó a Davidovich Fokina en Montreal - Créditos: @MINAS PANAGIOTAKIS

Hoy, en el cuarto turno del court 9 (aproximadamente a las 17.30 de la Argentina; transmiten ESPN y Star+), se medirá con otro español: el zurdo Albert Ramos Viñolas (43°), a quien derrotó en cinco de seis partidos, aunque todos sobre polvo de ladrillo (el último, en los cuartos de final del ATP de Córdoba 2021).

Al margen del nuevo desafío de hoy, la victoria ante Davidovich Fokina debe servirle de trampolín emocional a Schwartzman. “Los últimos dos meses no fueron buenos, sobre todo por el rendimiento que tuve. Porque muchas veces podés tener rachas que no son tan buenas pero te sentís cómodo, pero en estos últimos dos meses me sentí incómodo”, había reconocido el argentino, en ESPN, antes de viajar a Canadá para comenzar su participación en la gira norteamericana sobre superficie dura que terminará en el US Open, el último Grand Slam del año, a partir del 29 de este mes. Después de alcanzar los octavos de final en el último torneo de Roland Garros, los rendimientos del Peque fueron muy opacos: en la gira sobre césped (tres derrotas, una victoria) y en sus últimos torneos europeos sobre polvo de ladrillo (dura caída 6-1 y 6-0 en Bastad, en los cuartos de final, frente al español Pablo Carreño Busta; y en su debut en el ATP 500 de Hamburgo ante el finlandés Emil Ruusuvuori).

El puño crispado de Schwartzman en Montreal durante su desafío ante Davidovich Fokina
El puño crispado de Schwartzman en Montreal durante su desafío ante Davidovich Fokina - Créditos: @MINAS PANAGIOTAKIS

“Hasta Roland Garros venía teniendo un año muy bueno, estaba muy cerca del Top 10, en lo que sería el race y la cantidad de puntos que venía sumando hasta ese momento. Después ahí hice un stop en mi nivel y no lo volví a encontrar en las semanas siguientes a Roland Garros. Ojalá que en las próximas semanas, en Estados Unidos, vuelva a ese nivel”, se había ilusionado Schwartzman, durante su breve paso por Buenos Aires. Anoche, cuando ya parecía eliminado, el apoyo del público pareció alimentarle la confianza y protagonizó una estupenda resurrección tenística . El Peque no ganaba sobre superficie dura desde que venció a Ruusuvuori en marzo pasado durante el Masters 1000 de Indian Wells. Además, este ante Davidovich Fokina fue es su décimo éxito del año remontando un 0-1 en sets.

El triunfo -y sobre todo la reacción emocional- de Schwartzman también la celebra Guillermo Coria, claro, el capitán argentino de la Copa Davis , que en los próximos días deberá definir la lista de cinco convocados para el viaje a Bolonia, Italia, para la etapa de grupos de las Finales. Schwartzman, más Francisco Cerúndolo, Sebastián Báez y los doblistas Horacio Zeballos y Máximo González serían los cinco seleccionados por Coria para disputar el Grupo A junto con Croacia, Italia y Suecia.

Por lo pronto, el Peque sigue su camino en la gira norteamericana sobre canchas duras, con vida en Montreal. Luego llegarán el Masters 1000 de Cincinnati y el US Open. Lo valioso, en este caso para el jugador entrenado por Alejandro Fabbri y Juan Ignacio Chela, son los signos de recuperación.

Resumen de la victoria de Schwartzman en Canadá: