Gran Noche del Boxeo Cubano en Hialeh termina con muchas luces y una sombra, al caer figura estelar de la jornada

·4  min de lectura

La Gran Noche de Boxeo Cubano en Hiealeh pudiera sentirse, como nombre, altisonante, pero no cabe duda de que esta velada cumplió cualquier expectativa aunque dejase un sabor agridulce en el plano puramente deportivo con el afianzamiento de nuevas figuras y el retroceso de una importante.

Varios cubanos, con destaque para Orestes Velazquez, quien firmó la pelea de la noche con una actuación que mantuvo en vilo a los asistentes al Hialeah Park, se fueron por la puerta ancha del triunfo, pero el protagonista de la cartelera, Joahnys Argilagos, se marchó sin el triunfo.

Promovida por Warriors Boxing y Rivalta Boxing, la velada colocó en un mismo ring a varias figuras que buscan un espacio bajo el sol del boxeo y figuras importantes de Premier Boxing Champions y Golden Boy Promotions estuvieron en primera fila evaluando el talento.

Solo el tiempo dirá la importancia de esta noche en la porción más cubana de Miami.

ORESTES VELAZQUEZ DERROCHA CORAZON

Quizá ninguno de los peleadores cubanos llevaba tanto en contra ni corría tanto riesgo como el ligero welter Velázquez, quien enfrentaba al mexicano Abram Martínez, que le superaba en experiencia y venía de formar parte de la academia del profesor Ismael Salas en Las Vegas.

Sin embargo, Velazquez exhibió una entrega tremenda y desde el mismo primer asalto respondió al fuego con fuego, provocando un choque de alto entretenimiento y que solo en el segundo round vivió un conteo de cada parte, porque a cada golpe del mexicano, el cubano respondía al momento.

El choque resultó brutal y sangriento, especialmente de parte del cubano al sufrir una herida encima de un ojo, pero con un rally de espanto en el octavo asalto, Velazquez noqueó a su oponente para recibir los aplausos del público que premiaba su esfuerzo.

JOAHNYS ARGILAGOS SE QUEDA EN LA BANQUETA

Mucho se esperaba de Argilagos, a quien se le confiaba el puesto principal en la velada como si se tratara de una rampa de lanzamiento para una carrera que prometía y quizá todavía promete mucho, pero que sin duda acaba de sufrir un varapalo que pudiera descarrilarla.

Argilagos salió apático y carente de esa velocidad de manos y piernas que le caracterizan en las 115 libras, regalando la iniciativa al venezolano Michell Banquez, quien aprovechó la inactividad del cubano para atacar siempre que le fuera posible y desde todos los ángulos.

Al principio la guardia de Argilagos funcionaba, pero luego se volvió porosa y los golpes del sudamericanos comenzaron a llegar en abundancia, al punto que el chico de Camaguey decidió no salir para el sexto asalto y prefirió quedarse en la banqueta en muestra de rendición.

Jesse Rodríguez, manager del derrotado, reveló que Argilagos padeció de molestias en el estómago desde temprano y que se pediría una revancha inmediata contra el venezolano, pero no cabe duda de que el doble campeón mundial amateur dejó una tremenda oportunidad.

LA MAQUINA PEREZ GUSTA

Después de iniciar su carrera profesional en México, Ariel Pérez de la Torre llegaba a Miami contra un rival de experiencia en Drew Correll, pero el guerrero que todos conocen como “La Máquina’‘ apretó el acelerador y no se detuvo hasta conquistar una victoria por decisión unánime.

Pérez, quien entrena en Las Vegas con Ismael Salas, fue el hombre que más trabajó encima del cuadrilátero y se le ve la mejoría de combate en combate. Su estilo agresivo, de venir adelante si dar tregua ni cuartel, le convertirá en un favorito de la afición en la categoría súper gallo.

JORGE ROMERO SOLIDO ANTE UN ARGENTINO

A Jorge Romero el circuito local ya le queda chico. Con un boxeo elegante y efectivo, este caballero del ring en las 122 libras se impuso por nocaut técnico en el quinto asalto al argentino Lucas Rafael Báez y demostró que ya está listo para ir a veladas y rivales superiores.

Romero utilizó su jab de manera educada y lo siguió en múltiples ocasiones con un volado que hacía impacto en el sudamericano, pero su mejor arma fueron los ganchos y uppercuts al cuerpo de su oponente, que puso rodilla en tierra en par de ocasiones antes de decidir no continuar.

RICARDO AGUERO DE LA MANO DEL KING KONG

Le llamaron a última hora a la velada, pero este protegido de Luis Ortiz aceptó el reto y se marchó con una victoria por nocaut técnico en el segundo round sobre Brandon Grundy. Todavía le falta mucho por hacer, pero de la mano del King Kong y del prestigioso entrenador Germán Caicedo, quién sabe cuán lejos pueda llegar este peso completo.

ISAAC CARBONELL SIGUE POR BUENA RUTA

Apenas sudó Carbonell para imponerse en la división ligero pesada a argentino Ariel Buston, quien fue a la lona en tres ocasiones antes de que el árbitro decidiera parar el combate en el mismo primer round por nocaut técnico. Este es un chico que crece de la mano del profesor Franco González.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.