¿Y el nocaut? "Canelo" derrota por decisión unánime a Golovkin

·1  min de lectura

Luis Rodríguez Silva, enviado

LAS VEGAS, EU., septiembre 18 (EL UNIVERSAL).- Culminó una de las trilogías que tendrán un lugar en la historia del boxeo. Treinta y seis rounds disputaron "El Canelo" Álvarez y Gennady Golovkin.

Los últimos 12 rounds en realidad decepcionaron. Triunfo para el mexicano, pero fue un triunfo gris, que no cumplió las expectativas que se esperaban.

El cloroformo prometido, no llegó. La trilogía se inclinó para "El Canelo" Álvarez, quien de esta forma se repuso de la dolorosa derrota ante Bivol. Una decisión unánime con tarjetas de 116-112, 115-113 en dos ocasiones.

Desde el primer asalto "El Canelo" salió propositivo. El kazajo lució lento, tiró pocos golpes.

La estrategia del mexicano fue tratar de dañar las zonas blandas para que el rival descuidara la guardia y conectar a la cabeza. Lo cual le resultó, pues en el segundo asalto GGG ya lucía con la cara dañada. El tapatío fue al frente, haciendo que su oponente caminara hacia atrás.

Pero el kazajo no se daba por vencido. En el noveno round sacó su experiencia a relucir y puso en aprietos al "Canelo", quien sintió un izquierdazo que lo hizo retroceder a las cuerdas. Los mexicanos en la T-Mobile enmudecieron, los pocos kazajos se agitaron. Esta reacción de Golovkin encendió la pelea.

Los últimos rounds fueron intensos. Ambos intercambiaron golpes, la expectativa era tanta que la arena enmudecía por momentos. El último asalto fue especial. Al fin hubo intensidad, y al final dejó una de las postales más emotivas, un abrazo de respeto entre "El Canelo" y GGG.