Nina Derwael, la dueña de las asimétricas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Bruselas, 24 jul (EFE).- Nina Derwael parte como la gran favorita para subirse a lo alto del podio en los Juegos de Tokio en la prueba de barras asimétricas, la única que no domina la estadounidense Simone Biles, y en caso de lograrlo se convertirá en la primera mujer belga en colgarse una medalla olímpica en gimnasia artística.

A sus veintiún años se ha proclamado campeona de barras asimétricas en los Mundiales de Doha (Catar) y Stuttgart (Alemania) en 2018 y 2019, y previamente la belga se quedó con el bronce en Montreal (Canadá) 2017.

Se inició en la gimnasia a la edad de dos años y, desde entonces, ha sumado oros en otros campeonatos internacionales como los Europeos de 2017 y 2018, y también se coronó campeona nacional belga de concurso completo.

De momento, la única medalla que se le resiste a Derwael, natural de la región flamenca de Sint-Truiden (Limburgo), es la olímpica. Ya estuvo en los Juegos de Río de Janeiro con 16 años.

Este año las apuestas corren a su favor y todo apunta a que Bélgica se llevará su primera medalla en gimnasia artística colgada del cuello de la hija del exfutbolista Nico Derwael, después de ser ya la primera del país en esta disciplina en ganar campeonatos del mundo y europeos.

Una lesión en el dedo gordo del pie izquierdo la dejó fuera de los Campeonatos de Europa de 2021 en Basilea (Suiza) y Derwael busca ahora el título en el ejercicio que ha demostrado ser más fuerte.

“Me gusta pensar que me comunico con las barras. Me gustaría decir que me hablan y yo las escucho. Nos entendemos mutuamente. Siento de verdad cuando las barras quieren que me suelte o que me vuelva a agarrar, como un movimiento fluido”, dijo Derwael este año en una entrevista a un medio especializado en gimnasia.

Un “vínculo simbólico” que le permitió ganar de nuevo el oro mundial en una competición en la que Simone Biles fue quinta y la británica Becky Downie y la estadounidense Sunisa Lee cerraron el broche de las tres primeras posiciones.

Según vaticinan los expertos, el oro de Tokio 2020 se disputará entre Derwael y Lee, aunque no pierden de vista a la gimnasta china Fan Yilin, campeona del mundo de 2015 y 2017, ni a la rusa Vladislava Urazova, de dieciséis años.

Derwael fue decisiva en Alemania en la clasificación de su equipo para Tokio 2020 y estará acompañada por Jutta Verkest, Lisa Vaelen y Maellyse Brassart, que este domingo 25 competirán para clasificarse para la final por equipos.

Cuando el entrenamiento le deja algo de tiempo, se prepara la carrera de Gestión de Eventos en el Colegio Universitario Artevelde de Gante.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.