Nick Kyrgios está de vuelta y cierra un partido de la forma que solo él haría

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Nick Kyrgios sacó por debajo de las piernas con bola de partido en el ATP 250 de Stuttgart. (Foto: ATP Tennis TV).
Nick Kyrgios sacó por debajo de las piernas con bola de partido en el ATP 250 de Stuttgart. (Foto: ATP Tennis TV).

De sobra es conocido lo poco que le gusta a Nick Kyrgios la tierra batida, superficie de la que ha despotricado en más de una ocasión. Por ello, el tenista australiano decidió saltarse la temporada de arcilla para centrarse en la de hierba y, tras dos meses de ausencia en el circuito de la ATP, ha reaparecido en el ATP 250 de Sttutgart, donde ha vuelto a dejar un sello de su estilo cerrando su partido de una forma que solo él podría hacer.

El jugador aussie se midió en la primera ronda del torneo alemán al joven checo Jiri Lehecka, al que derrotó en dos sets por 7-6 (3) y 6-3 en un partido que duró 77 minutos. Le costó en la primera manga, pero fue muy superior en la segunda y cerró el partido a lo grande.

Con tres bolas de partido y saque, Kyrgios decidió ejecutar su servicio por debajo de las piernas sorprendiendo a su rival. Lehecka salió corriendo hacia la red y llegó a impactar la bola con un revés cortado, pero apenas pudo controlar el golpe y el resto se marchó fuera.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

No fue el único golpe increíble que conectó el chico malo del tenis mundial durante su reaparición en las pistas. También en el segundo set, con 3-4 a su favor y saque para su oponente, soltó un impresionante latigazo de derecha muy alejado de la línea de fondo que superó a Lehecka.

Golpes como estos le valieron para meterse en los octavos de final de este torneo pese a las dificultades. Y es que sus zapatillas de hierba llegaron solo una hora antes de empezar el partido, como explicó en sala de prensa. “No tenía zapatillas para césped, tenía mis zapatillas para tierra batida. Hubo un poco de adversidad, pero me siento bien para seguir adelante”, aseguró. “Eso es lo que tengo que hacer para ganar partidos, servir en grande y jugar con mi instinto”.

Queda claro que Kyrgios se siente en su salsa sobre la hierba, como no le pasa en la tierra. Sobre polvo de ladrillo esta temporada ha jugado solo tres partidos del torneo menor de Houston, en el que logró dos victorias y una derrota. Pese a no estar lesionado, se saltó los Masters 1.000 de Montecarlo, Roma y Madrid y también Roland Garros.

Su intención es llegar a tope a Wimbledon, su torneo favorito. En su primera participación, en 2014 y con apenas 19 años, sorprendió a Rafael Nadal en los octavos de final, aunque no pasó de los cuartos, que sigue siendo su mejor resultado en el Grand Slam londinense.

Kyrgios tras vencer a Rafael Nadal en los octavos de Wimbledon de 2014. (Foto: Carl Court / AFP / Getty Images).
Kyrgios tras vencer a Rafael Nadal en los octavos de Wimbledon de 2014. (Foto: Carl Court / AFP / Getty Images).

VÍDEO | Ejecuta un saque tan extraño como único en el mundo del tenis

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.