NFL, liga de riesgo

Jorge Cisneros M.

CIUDAD DE MÉXICO, enero 4 (EL UNIVERSAL). - Quienes critican a la NFL por la violencia desplegada en la cancha cada semana, tienen un punto: la lista de jugadores permanentemente discapacitados para jugar, y que enfrentan obstáculos para retomar su vida diaria, no deja de crecer.

La dramática lesión del defensivo Damar Hamlin, en el partido del lunes por la noche, vuelve a poner de relieve el peligro asociado a este deporte, quizá el de mayor contacto entre los profesionales, que sólo rivaliza con el boxeo.

Las imágenes de fornidos jugadores con lágrimas en los ojos, tomándose la cabeza o reunidos en oración por su compañero caído no son inusuales en la NFL. Pero hay páginas oscuras que quedaron escritas como recuerdo de lo peligroso que es este deporte.

En agosto de 1978, en un juego de pretemporada en Oakland, Daryl Stingley, un receptor de los Patriots recibió un impacto en la cabeza cuando trataba de atrapar un balón. El defensivo de los Raiders, Jack Tatum, conocido por su rudeza, lo golpeó con el casco cuando él veía la pelota. Stingley cayó inmóvil. Había sufrido fractura de cervicales y compresión de la médula espinal. Salió del campo en una camilla y nunca volvió a caminar. Murió en 2007.

En la campaña de 1992, Dennis Byrd, un ala defensiva titular de los Jets de Nueva York sufrió una lesión similar, esta vez al chocar con su compañero. Cuando trataban de taclear al mariscal de campo de los Chiefs de Kansas. La cabeza de Byrd dio de frente en el pecho de Scott Mesereau y provocó la ruptura de la quinta vértebra cervical paralizándolo completamente.

Cinco años más tarde, Reggie Brown, linebacker de los Lions de Detroit, recibió un impacto en la coronilla de la cabeza cuando caía tras taclear a un corredor que le provocó un traumatismo en la médula espinal. El jugador permaneció tendido en el campo del Silverdome 17 minutos y requirió reanimación cardiopulmonar porque no podía respirar por sí mismo. Tuvo que retirarse.

* 1978. Jack Tatum golpeó brutalmente a un receptor en juego de pretemporada, quien quedó paralizado de por vida.

* 1978. Darryl Stingley quedó atado a una silla de ruedas hasta 2007, cuando murió.

* 1992. Dennis Byrd recuperó la movilidad luego de terapias y ocupaciones, pero murió en 2016 en un accidente.

* 1997. Reggie Brown tuvo que recibir asistencia porque no podía respirar tras recibir un golpe en la cabeza.

* EL DATO. Pionero Kevin Everett, jugador de Bills, quedó paralizado tras un golpe en 2007.