Newcastle echó a su DT y busca reemplazo, mientras se rehace bajo el antagonismo de sus nuevos líderes

·7  min de lectura
El entrenador inglés del Newcastle United, Steve Bruce, observa durante el partido de fútbol de la Premier League inglesa entre Newcastle United y Tottenham Hotspur. Tottenham ganó el juego 3- 2 y Bruce fue despedido.
PAUL ELLIS

Hace quince días se confirmó que el Fondo de Inversión Pública [de Arabia Saudita] (PIF) adquirió al Newcastle en 350 millones de euros. En las entrañas del tradicional equipo, hay incompatibilidad de intereses: las expectativas por la fuerza del dinero se disparan en simultáneo con la desconfianza por el temible perfil de uno de los dos hombres que estarán a cargo. Es que, al club Urraca lo envuelve una historia que mezcla intereses políticos con un presunto asesinato.

Pero, pausa. Los primeros días en la oficina sorprendieron a los nuevos propietarios con un problema exclusivamente futbolístico. El equipo está penúltimo en la Premier League y no ganó un solo partido en las ocho fechas que se llevan jugadas (consiguió 3 puntos por igualar 3 veces). Por añadidura, el domingo pasado sufrió un revés ante Tottenham y la tribuna clamó por un cambio de entrenador. Punzante aliciente para los nuevos patrones, quienes, acto seguido, despidieron a Steve Bruce, DT hasta esta semana.

El gobernador del PIF, Yasir Al-Rumayyan, con la propietaria minoritaria inglesa del Newcastle United, Amanda Staveley
PAUL ELLIS


El gobernador del PIF, Yasir Al-Rumayyan, con la propietaria minoritaria inglesa del Newcastle United, Amanda Staveley (PAUL ELLIS/)

Por el momento, Graeme Jones, su ayudante, quedó a cargo de forma interina. Se especula con que Paulo Fonseca, recientemente desvinculado de Roma, pueda ser contratado en la brevedad. Claro que nadie imaginaba a Fonseca como candidato, porque, hace un año, cuando el mismo consorcio de Medio Oriente estuvo a punto de comprar el club inglés, uno de los candidatos con los que se ilusionaban los saudíes era Mauricio Pochettino. También se soñaba con Lionel Messi. Idea revolucionaria, pero, ¿por qué no? Dinero no faltaba.

Ahora bien, ¿Quiénes están detrás de la compra de Newcastle y por qué se estableció una grieta entre los hinchas? Uno de ellos, Yasir Al-Rumayyan, es el gobernador del PIF, pero él sobrevuela la polémica.

Quien tiene una imagen más apuntada es el príncipe saudí Mohammed ben Salman, chairman del consorcio, hijo del rey y heredero al trono. El hombre del dinero a raudales que blanquea su imagen a través de su inserción en el mundo de la pelota. El hombre al que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) vincula con el asesinato de un periodista.

///

Para muchos hinchas, la apertura hacia esta inversión es, como mínimo, algo contradictoria. Para otros, no tanto.

Cuando Mike Ashley -propietario del club hasta hace dos semanas-, el multimillonario fundador de la marca deportiva Sports Direct, compró Newcastle en 2009, los hinchas temían que la inversión arruine su idiosincrasia, su “heritage” de club de pueblo. Ashley se va para siempre y se lleva en su valija el recuerdo de 14 años de gestión. Y abre paso a nuevas propuestas que parecen posibles por el poder de la billetera pesada del príncipe.

Los fanáticos del Newcastle United ondean banderas y pancartas en blanco y negro que celebran la reciente toma de posesión del club por parte de un consorcio liderado por Arabia Saudita. El último dueño, Mike Ashley, se fue repudiado luego de 14 años de gestión
PAUL ELLIS


Los fanáticos del Newcastle United ondean banderas y pancartas en blanco y negro que celebran la reciente toma de posesión del club por parte de un consorcio liderado por Arabia Saudita. El último dueño, Mike Ashley, se fue repudiado luego de 14 años de gestión (PAUL ELLIS/)

Los hinchas parecen haber naturalizado algo de esa pérdida de identidad que, de todos modos, ya ocurrió, cuando el saliente dueño añadió al original nombre del estadio St. James Park la etiqueta de Sports Direct Arena, nada menos que su propia compañía. Pero no todos los Magpies confían a ciegas: examinan a ben Salman, el príncipe que es mucho más que un inversor.

Sirve contextualizar: su fortuna se calcula en 400 mil millones de dólares, un número notablemente mayor al estimado de 21 mil millones de dólares del Jeque Mansour bin Zayed Al Nahayan, el dueño de City Football Group, o los 8 mil millones de Nasser Al Khelaifi, el Presidente de PSG. Números que rompen las calculadoras.

Licenciado en Derecho por la Universidad King Saud, la más prestigiosa del país petrolero, ben Salman siempre fue un revolucionario en los campos de la política y la gobernabilidad. Allí, sacudió el status quo: fue el ideólogo de uno de los cambios más drásticos de la sociedad saudí.

El príncipe heredero saudita, Mohammed ben Salman
El príncipe heredero saudita, Mohammed ben Salman


El príncipe heredero saudí, Mohammed ben Salman, fue ideólogo de una de las medidas más revolucionarias de la política saudí

Durante tiempo, ejerció presión para que las mujeres puedan conducir autos, algo que se oficializó por un decreto firmado por el rey, Salman bin Abdulaziz, en 2018. “Una parte importante del establishment considera que no merece todos los poderes que le fueron otorgados”, consignaba el diario británico The Guardian en 2017. Pero el príncipe no se dejaba incomodar.

Tras su despido, Bruce dijo ayer: “Espero que los nuevos propietarios puedan llevar al club donde queremos todos. Deseo buena suerte a todo el mundo para el resto de la temporada y más allá”.

Un mensaje de buena suerte que nada hace contra el antagonismo que agita el desembarco del príncipe, graficado, por un lado, en un hincha tan alegre que se vistió con una suriyah así como también por un comunicado de Amnistía Internacional que apuntó a la presunta responsabilidad del jerarca en el asesinato del columnista de The Washington Post, Yamal Ajmad Jashogyi.

El delantero de Tottenham Son Heung-min domina el balón en el partido que le ganaron 3-2 a Newcastle en la Liga Premier. La diferencia de nivel entre ambos clubes fue notoria. Los nuevos dueños buscarán acortar esa distancia.
El delantero de Tottenham Son Heung-min domina el balón en el partido que le ganaron 3-2 a Newcastle en la Liga Premier. La diferencia de nivel entre ambos clubes fue notoria. Los nuevos dueños buscarán acortar esa distancia.


El delantero de Tottenham Son Heung-min domina el balón en el partido que le ganaron 3-2 a Newcastle en la Liga Premier. La diferencia de nivel entre ambos clubes fue notoria. Los nuevos dueños buscarán acortar esa distancia.

Jashogyi era conocido por sus reiteradas críticas en expresión de columna periodística hacia la monarquía saudí. “Importante campaña de represión de los derechos humanos en la que se ha detenido, torturado y juzgado a personas que criticaban al gobierno o defendían los derechos humanos, incluidas destacadas activistas de los derechos de las mujeres”, dice AI en el artículo, en el cual también presenta la propuesta de cambiar las reglas de gobernanza empresarial en el fútbol inglés.

En octubre de 2018, Jashogyi había acudido al consulado saudí en Estambul con el objetivo de tramitar unos documentos que requería para casarse con su novia turca, Hatice Cengiz. Ella denunció que lo esperó durante 10 horas afuera, pero que nunca salió. Sus restos nunca fueron encontrados. Durante dos semanas, Arabia Saudita negó saber qué había sucedido con él. Incluso, ben Salman dijo a Bloomberg que Jashogyi se retiró minutos después de haber ingresado al edificio.

No obstante, en octubre de 2020, el gobierno de ese país comunicó que una investigación preliminar concluyó en que murió luego de una pelea, tras resistirse a numerosos intentos de que él volviera a Arabia Saudita.

Con ese hecho interpelan a muchos Urracas a la nueva dirigencia. ¿Por qué debe Newcastle estar conectado con esta historia? Al mismo tiempo, otros no piensan que necesariamente deba ocurrir eso. Mientras tanto, las redes sociales del club actualizaron su descripción a “Comienza una nueva era”.

Con este clima social, político, deportivo, de crisis, protestas y bienvenidas arriban los nuevos jefes. Que el herido Newcastle sea lo que alguna vez fue es su principal designio, pero en simultáneo deberán minimizar esa grieta de opiniones y circunscribir sus acciones exclusivamente a lo prioritario, que es el rendimiento deportivo del club.

En el corto plazo asoman duelos contra Chelsea y Arsenal. Será esa una de las tormentas a capitanear. La otra, la de la gobernabilidad y la desconfianza, ya fue abordada: echaron al entrenador y piensan salvar la campaña 21/22. Para un salto de jerarquía, hay tiempo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.