Newcastle: la desastrosa y surrealista gestión del club desde que los jeques asumiesen

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

La llegada de los jeques a Newcastle United ha generado de momento más expectativa que resultados. No solo por las constantes derrotas del equipo o la incapacidad de conseguir un nuevo entrenador tras haber despedido a Steve Bruce, sino por la desastrosa y caótica gestión de un club donde temen que el verdadero proyecto arranque con la entidad en segunda división. Las Urracas son ahora mismo un títere sin cabeza.

El fondo PIF y sus 320.000 millones de dólares se hacían con el club mediante promesas de grandeza y resultados deportivos que llevarían a la entidad de 128 años al próximo nivel. No solo de momento no han podido conseguir esto, sino que parece que ningún entrenador está dispuesto a meterse de lleno en el proyecto. Razones no les faltan y estas son.

El periodista Illie Oleart de La Media Inglesa desvelaba hace horas la otra cara de lo que son los primeros días de Amanda Staveley al frente del Newcastle. No solo han despedido entrenadores, emisarios o miembros de la junta pasada para poder insertar a sus hombres de confianza, sino que el club carece ahora mismo de jefes en áreas más que cruciales para evitar el descenso.

Caos y abandono

“No hay entrenador, tampoco un CEO y mucho menos un director deportivo”, empezaba en un hilo que describe a la perfección la falta de compromiso de quienes han llegado para quedarse en la Premier. Newcastle es un caos en este momento, sin hombres de fútbol manejando la institución e incluso son viejos trabajadores del ex presidente Mike Ashley todavía representando al club ante la FA. Insólito.

Todo esto deja mucho más que pensar cuando la propia Staveley dejaba en claro semanas atrás que llevaban pensando en la operación desde abril de 2020. Más de un año después de iniciar las charlas para quedarse con el equipo, no solo se han quitado de encima a hombres de la casa en distintas áreas del club, sino que estas se encuentran vacías con el equipo en puestos de descenso. Así son los primeros días del nuevo Newcastle, un club sin entrenador, CEO o director deportivo en noviembre de 2021.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.