Neozelandesa Hubbard dice que no es un modelo transgénero a seguir, solo un atleta

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Por Martin Petty

TOKIO, 3 ago (Reuters) - La primera atleta olímpica abiertamente transgénero dijo el martes que probablemente se retiraría de la halterofilia y consideró que su aparición en los Juegos de Tokio no debería ser histórica y que sería olvidada rápidamente a medida que el deporte se vuelva más abierto e inclusivo.

Laurel Hubbard, de Nueva Zelanda, dijo que nunca había buscado publicidad y exposición, ni se consideraba un modelo a seguir o una pionera, y que solo quería ser vista como cualquier otro atleta en el escenario más importante del deporte.

"No creo que deba ser histórico. Todo lo que siempre he querido como atleta es ser considerado como un atleta", dijo Hubbard, de 43 años, sobre su participación en Tokio, que ha sido uno de los temas más polémicos en el periodo previo a los Juegos Olímpicos.

"A medida que avanzamos hacia un mundo nuevo y más comprensivo, la gente comienza a darse cuenta de que las personas como yo somos solo personas. Somos humanos y, como tal, espero que con solo estar aquí sea suficiente", agregó.

Hubbard, de voz suave y tímida ante los medios, hizo una inesperada salida anticipada el lunes, eliminada a los 10 minutos de su competencia de +87 kilogramos después de fallar en sus tres primeros levantamientos.

Nació varón e hizo la transición hace ocho años, y se le permitió competir en eventos femeninos por consenso del Comité Olímpico Internacional de 2015.

Pero su participación en los Juegos ha avivado un gran debate sobre si ser más inclusivo con los atletas transgénero que compiten en eventos femeninos significa poner en desventaja a los atletas que nacieron como mujeres.

Hubbard, que tenía el doble de edad que las otras competidoras en su categoría de peso, dijo que era hora de considerar retirarse porque la edad la había alcanzado y el desafío físico de entrenar y competir se había vuelto demasiado exigente.

"Lo que espero es que, si estoy en condiciones de mirar hacia atrás, esto sea solo una pequeña parte de la historia, solo un pequeño paso", dijo Hubbard en una entrevista con medios internacionales, la primera desde que fue seleccionada para el equipo de Nueva Zelanda.

"Realmente espero que con el tiempo, cualquier importancia de esta ocasión se vea disminuida por lo que vendrá", apuntó.

Cuando se le preguntó si era un modelo a seguir para las personas trans, Hubbard respondió "no, en realidad no".

"No estoy segura de que sea un modelo a seguir, es algo a lo que podría aspirar a ser. En lugar de eso, espero que con solo estar aquí pueda brindar algún sentido de aliento", señaló.

"Hay oportunidades para vivir con autenticidad, tal como somos", puntualizó.

(Editado en español por Carlos Calvo Pacheco)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.