Necaxa trata de enmendar el camino ante un Cruz Azul

CIUDAD DE MÉXICO, enero 20 (EL UNIVERSAL).- La llegada de Andrés Lillini al Necaxa ilusionó a los aficionados rayos, pero al transcurrir dos fechas del Clausura 2023 de la Liga MX esa esperanza se ha vuelto preocupación, pues sólo han acumulado derrotas en este campeonato, por lo que el duelo de este sábado ante el Cruz Azul es vital para enderezar la nave necaxista.

Aunque la Máquina viene de perder en casa ante el Monterrey (2-3), no pinta como un rival a modo, pues Raúl "Potro" Gutiérrez ha dado forma a un equipo que por su exigencia siempre vive bajo presión.

El duelo nocturno puede significar el repunte de cualquiera de los dos, que viendo cómo van las cosas, hasta el empate es bueno para los dos, pues una derrota pondrá en predicamento a cualquiera.

Y es que más allá que el Necaxa esté celebrando su centenario, Lillini fue traído para tener resultados positivos, no para un proyecto a largo plazo, porque aunque no haya presión mediática como en otros cuadros, los Hidrorrayos no pueden darse el lujo de hundirse en la porcentual y resignarse a no jugar la liguilla.

El Cruz Azu, por su parte, siempre está metido en problemas por una u otra razón; cuando no son los malos resultados son los temas de pantalón largo. Encadenar derrotas es lo último que quiere Raúl Gutiérrez, por lo que seguro buscará desde el inicio el triunfo.

El Necaxa-Cruz Azul se juega a las 21:05 horas de este sábado en el estadio Victoria y Jorge Abraham Camacho Peregrina será el árbitro central.