La NBA tiene a LeBron James como la mejor fórmula para inocular el mensaje y salvar el negocio

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
LeBron James le puso fin a sus dudas y aceptó vacunarse contra el Covid
LeBron James le puso fin a sus dudas y aceptó vacunarse contra el Covid

Toma temperatura el debate. Cada protagonista tiene sus argumentos. Muchos comprender que para ser parte del negocio, en determinadas situaciones, es necesario descolgar algunas banderas. La NBA bajó claro su mensaje y puso el foco en la vacunación de sus estrellas. No quiere arriesgar y comunicó las restricciones que habrá para aquellos que determinen no inocularse. Por eso comenzó la ola de jugadores que aceptaron pasar por esa situación y el último en aceptar estas condiciones fue nada menos que LeBron James. El paso de The King llegó después de varios meses de resistencia a la vacuna contra el Covid. “Sé que era muy escéptico al respecto, pero después de investigar por mi cuenta sentí que era lo más adecuado para mí, mi familia y mis amigos. Por eso decidí hacerlo”, explicó.

La pretemporada de la NBA tuvo esta semana el conocido Media Day y allí los focos estuvieron puestos en la mirada de los protagonistas acerca de cómo vivieron esta etapa de pandemia y qué piensan respecto a la vacunación. Esta es la tercer temporada de la liga que se verá atravesada por esta situación y los especialistas entienden que no será la última, por eso la mayoría de las franquicias aseguraron que intentarán que la totalidad de sus planteles reciban al menos una dosis antes de que comience el show.

El pivote de Utah, el francés Rudy Gobert reveló que, tras largas deliberaciones, decidió vacunarse, el entrenador de San Antonio Spurs, Gregg Popovich, ya recibió su dosis, el coach de Boston, Ime Udoka, había recibido ambas dosis y de igual forma dio positivo de coronavirus... Es larga la discusión, no hay un criterio unificado, por eso que tampoco está claro qué sucederá en Brooklyn Nets con Kyrie Irving que descree de todo este tema y no quiere aplicarse ninguna vacuna.

El entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, ya recibió su primera dosis
El entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, ya recibió su primera dosis


El entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, ya recibió su primera dosis

Irving no estuvo en la presentación de los Nets debido, según medios estadounidenses, a que su presencia en la cancha incumpliría los protocolos locales contra el coronavirus. No es el único jugador con reparos sobre la campaña de vacunación, la figura de Washington Wizards, Bradley Beal, declaró que no se vacunó por “motivos personales” y el canadiense Andrew Wiggins, de Golden State Warriors, recibió la negativa de la NBA a su pedido exención de la vacuna por motivos religiosos; incluso, es posible que Wiggins pueda perderse partidos como local en San Francisco por este motivo.

“No creo que, personalmente, deba involucrarme en lo que la gente hace por su cuerpo y su forma de ganarse la vida. Sería como si yo hablara de si alguien debería aceptar este trabajo o no. Tienes que hacer lo que es mejor para ti y tu familia”, dijo LeBron James. Aunque no todo tiene esta postura tan conciliadora, ya que el ex jugador Kareem Abdul Jabbar, fue contundente: “ La NBA debería insistir en que todos los jugadores y el personal estén vacunados o que los retiren del equipo . No hay lugar para jugadores que estén dispuestos a arriesgar la salud y la vida de sus compañeros de equipo, el personal y los aficionados simplemente porque no pueden comprender la gravedad de la situación o hacer la investigación necesaria”.

En el medio de tantas diferencias, en los Estados Unidos comenzó a circular que la NBA tiene pensada una serie de restricciones para todos aquellos jugadores que tomen la determinación de no vacunarse. Tendrán que someterse a pruebas más frecuentes y enfrentarán más restricciones respecto de sus compañeros inmunizados. Entre esas limitaciones, los jugadores sin vacunarse no podrán comer en las mismas salas que sus compañeros y personal inmunizado, y sus vestidores deberán estar alejados de aquellos pertenecientes a quienes sí recibieron la inoculación .

Kyrie Irving, de los Nets, quiere vacunarse y es el centro del debate
Kyrie Irving, de los Nets, quiere vacunarse y es el centro del debate


Kyrie Irving, de los Nets, quiere vacunarse y es el centro del debate

Además, tendrán que usar siempre barbijo y mantenerse a dos metros de distancia del resto de las personas en las reuniones del equipo. Igualmente, los jugadores no vacunados tendrán que ”mantenerse en sus residencias cuando estén en sus ciudades”. La NBA le indicará a estos deportistas que no deben asistir durante la temporada a restaurantes, bares, clubes, centros de espectáculos y reuniones bajo techo.

Todas estas medidas fueron aplicadas por la liga, tras el acuerdo con el sindicato de jugadores de la NBA, liderado por Michell Roberts, en el que se estableció que no es obligatoria la vacuna para poder participar del torneo. En ese escenario, la NBA aceptó darle ese espacio a los jugadores, pero también le puso estas restricciones.

“Mi corazonada es que la mayoría de los jugadores finalmente optarán por vacunarse. Tienen que tomar decisiones personales. Mi opinión es que la mayoría (de los jugadores) decidirán, en última instancia, que les conviene vacunarse ”, dijo Adam Silver, el comisionado de la NBA.

Adam Silver, comisionado de la NBA
DPA


Adam Silver, comisionado de la NBA (DPA/)

Una alternativa que están manejando las autoridades de las franquicias y de la NBA es aplicar la estrategia de la WNBA, la liga femenina de básquetbol profesional de los Estados Unidos, que logró una tasa de vacunación del 99 por ciento. ¿Cómo lo hizo la WNBA? Creando un espacio para que los jugadores hagan preguntas y sus respuestas sean escuchadas y respetadas. “ Si la liga lo ordenara y no sintiéramos que sabíamos lo suficiente al respecto, no creo que la gente se hubiera vacunado ”, le dijo la Elizabeth Williams, de Atlanta Dream, a Sports Illustrated.

Cada movimiento es estratégico en esta lucha de la NBA por evitar que corra riesgos la competencia. Un buen primer paso es contar con la inmunización de LeBron James: “ Al final del día uno siempre trata de encontrar la manera de estar disponible y proteger a los demás y colocarte en la mejor posición posible para tus compañeros ”. The King cuenta con 50 millones de seguidores en Twitter y casi 100 millones en Instagram, una buena plataforma para inocular el mensaje.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.