Natalia Sánchez habla de su rodaje más duro: 'El sistema no está hecho para conciliar, queda mucho por hacer'

·3  min de lectura

Si hay algo que puede decirse de Natalia Sánchez es que siempre se muestra muy sincera y natural con sus fans. La actriz, de 32 años, ha aprovechado el estreno de su nueva serie, Los Herederos de la Tierra, para recordar lo duro que fue el rodaje. Y no lo dice solo porque estábamos en pandemia y tenían que seguir medidas muy estrictas, sino porque, en su caso, acababa de ser madre por segunda vez. "No siempre es oro todo lo que reluce... Hoy os comparto estas fotos del 'making of' de Los Herederos de la Tierra porque, a pesar de ser una belleza de serie, no fue un rodaje fácil para mí y, en nuestra profesión, no siempre es todo tan bonito como se ve desde fuera", comienza diciendo.

- Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo presentan a su hija recién nacida

VER GALERÍA

Natalia Sánchez, de rodaje
Natalia Sánchez, de rodaje

VER GALERÍA

Natalia Sánchez con mascarilla
Natalia Sánchez con mascarilla

Natalia cuenta que cuando empezó a hacer las pruebas de vestuario, su pequeño Neo tenía solo tres meses y medio y Lia, un año y medio. "Me costó muchísimo tener que meter a los peques en una escuelita para poder conciliar y me tocó hacer malabares para poder pasar tiempo con ellos y compensar esas laaargas jornadas de trabajo en las recónditas localizaciones de Cataluña donde la grabamos", recuerda la que fuera protagonista de Los Serrano, que ha hecho referencia también a que estuvieron grabando en pleno confinamiento con "restricciones, toque de queda, mascarillas, medidas de seguridad, PCRs...".

- La tiernas imágenes de Marc Clotet con sus hijos con las que Natalia Sánchez se derrite

Para poder llegar a todo, la actriz tenía que madrugar mucho y hacer "viajes eternos sola, en mi coche, para volver a tiempo para darle el pecho a Neo", además de "noches en vela, sentimiento de culpa continuo y, por supuesto, vivir pegada al sacaleches y a una neverita, porque mi chiquitín todavía me necesitaba para alimentarse".

VER GALERÍA

Natalia Sánchez rodando su serie
Natalia Sánchez rodando su serie

"Por suerte", reconoce, "tuve el apoyo de Marc, de mi familia, de la productora y de tod@s mis compañer@s", a los que define como "personas maravillosas que entendían mi situación y la hacían más llevadera siempre que podían". "Para que os hagáis una idea: no era nada fácil para el equipo de vestuario tenerme que quitar esos vestidos tan complicados cada vez que necesitaba sacarme leche, y lo hacían con una sonrisa y con todo el cariño del mundo. O el equipo de producción, que me llevaba la comida donde fuera (a un camerino, a un coche o a un baño) para poderme sacar leche tranquila, comer... y un largo etcétera de cosas que, auú hoy, me emocionan".

- 'Los herederos de la tierra': conoce todos los detalles de la continuación de 'La catedral del mar'

VER GALERÍA

Natalia Sánchez con Marc Clotet y sus hijos
Natalia Sánchez con Marc Clotet y sus hijos

- Laura Sánchez, sobre la diabetes emocional que sufre: 'Te hace parar y pensar que la vida se va'

Su mensaje más sincero

Natalia tiene claro que es "una afortunada" pero ha querido compartir con todos sus seguidores una reflexión muy sincera después de lo que vivió. "Desde luego, pude constatar que el sistema no está hecho para conciliar y que aun queda mucho por hacer. Ahora, cuando veo la serie (y el grandísimo resultado) todo aquello queda lejos, pero no puedo evitar acordarme del gran esfuerzo que supuso para mí y para todo mi entorno que yo pudiera formar parte de ese proyecto tan bonito y que tanto disfruté". "Gracias a todas y cada una de las personas que lo hicieron posible y gracias a tod@s l@s espectador@s por disfrutarla tantísimo y ¡hacer que valiera la pena el esfuerzo!", concluye su mensaje.