Naomi Osaka no levanta cabeza con otra derrota inesperada

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
La decepción de Naomi Osaka: la número 2 del mundo sufrió una caída inesperada ante la suiza Teichmann
MATTHEW STOCKMAN

No es el mejor momento para Naomi Osaka. La japonesa, número 2 del ranking mundial femenino, sufrió un severo tropiezo en lo que era apenas su segundo torneo desde Roland Garros. Esta vez, el adiós llegó en la tercera rueda del Western & Southern Open de Cincinnati, con una caída frente a la suiza Jill Teichmann, 76a del ranking, por 3-6, 6-3 y 6-3.

Osaka, que tuvo libre la primera ronda y venía de ganarle a Coco Gauff en la segunda etapa, esta vez naufragó en un duelo en el que cometió numerosos errores no forzados. La japonesa se golpeó en repetidas ocasiones el muslo izquierdo con la muñeca izquierda y habló en voz alta para sí misma, tratando de motivarse, pero se mostró impasible mientras estrechaba en la red la mano de Teichmann, que celebró una victoria enorme.

“Creo que ella jugó muy bien. Pienso que en el primer set hice lo que tenía que hacer, luego creo que estuve un poco demasiado a la defensiva, quizás me pesó un poco lo que me pasó en Tokio (en los Juegos), donde creo que jugué muy agresiva. Tengo mucho que aprender de este partido. Pero tengo altas expectativas sobre mí misma. Sé que no he jugado muchos partidos últimamente, y eso influye, así que debo seguir entrenándome y espero que el tiempo traiga los resultados que quiero”, evaluó Osaka en una rueda de prensa breve, y sin la tensión que mostró en otros momentos ante los periodistas.

El reconocimiento en la red de Jill Teichmann, la vencedora, hacia Naomi Osaka
El reconocimiento en la red de Jill Teichmann, la vencedora, hacia Naomi Osaka (MATTHEW STOCKMAN/)

Más allá de lo sucedido en la cancha, Osaka se había comprometido en este torneo de la serie WTA 1000 a donar el premio monetario que recibiera a las víctimas del reciente terremoto en Haití, el país natal de su padre, un desastre natural que se cobró cerca de 2000 víctimas fatales. “Realmente no estoy haciendo tanto”, dijo la ganadora de cuatro Grand Slams. “Podría hacer más y estoy tratando de averiguar dónde poner mis energías. El dinero del premio fue lo primero que pensé que generaría mayor conciencia”, expresó la segunda del ranking.

Osaka dio en Cincinnati sus primeras conferencias ante la prensa luego de la fuerte polémica que se produjo en Roland Garros, cuando se negó a enfrentar a los periodistas al comentar que el formato de preguntas y respuestas era demasiado intrusivo, especialmente después de las derrotas, y dijo que se abstendría de ellas en París. Después de ganar en la primera ronda, respondió un para de preguntas en la cancha, y tras recibir una multa de parte de la organización por no dar una rueda de prensa, abandonó el torneo antes de la segunda etapa.

Osaka sufrió otra caída prematura, luego de perder en la tercera ronda en el torneo olímpico de Tokio
Osaka sufrió otra caída prematura, luego de perder en la tercera ronda en el torneo olímpico de Tokio (MATTHEW STOCKMAN/)

Osaka luego se dio de baja de Wimbledon, al señalar que necesitaba tiempo para trabajar en su salud mental por el alto nivel de estrés que sufría. Sí aceptó participar de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio, donde tuvo el honor de encender el pebetero. En cambio, no le fue bien en el torneo olímpico en el que partía como una de las favoritas, ya que perdió en la tercera etapa con la checa Marketa Vondrousova y viajó a los Estados Unidos.

Ya en Cincinnati, no pudo evitar el llanto durante una primera a rueda de prensa, cuando Paul Daugherty, periodista del Cincinnati Enquirer, le preguntó cómo equilibraba los beneficios de su perfil mediático con la ausencia de diálogo con los periodistas. La tenista respondió sin problemas, pero unos instantes después, Osaka agachó su cabeza y comenzó a llorar debajo de la visera que cubría su rostro: allí intervino un moderador de la WTA para anunciar una pausa en la rueda de prensa. De todos modos, Osaka regresó pronto para completar la conferencia.

La alegría de Jill Teichmann; la suiza logró un triunfo consagratorio ante la número 2 del mundo
La alegría de Jill Teichmann; la suiza logró un triunfo consagratorio ante la número 2 del mundo (MATTHEW STOCKMAN/)

“Creo que, para mí, siento que esto es algo en lo que no puedo, no puedo realmente, hablar por todos. Sólo puedo hablar por mi misma, pero desde que era pequeña ha habido interés de la prensa por mí y creo que es por mis antecedentes, así como por mi juego, debido a que primero que nada soy una jugadora de tenis. Es por esto que mucha gente se interesa en mí. Entonces, en ese sentido, soy muy diferente a mucha gente. Realmente no puedo hacer nada si hay cosas que publico en Twitter o que digo y que generan noticias. Y sé que así es porque he ganado un par de torneos del Grand Slam y tengo que dar muchas conferencias de prensa, pero yo diría que realmente no estoy segura de cómo equilibrar ambas cosas”, expresó entonces Osaka.

Ahora, después de la derrota con Teichmann, la japonesa evaluó: “Siento que di un paso en la dirección correcta hoy, porque supe procesar bien esta caída. Honestamente, no sé si lo hubiera hecho tan bien en otros partidos, así que en ese sentido me siento un poco más madura. Tuve un pequeño arrebato de enojo hoy en la cancha, que no es algo para estar orgullosa, pero espero aprender de esto”. Osaka evalúa ahora si jugará algún torneo previo la semana próxima, o acudirá directamente al US Open, torneo que la tuvo dos veces como vencedora.

Vídeo | Ejecuta un saque tan extraño como único en el mundo del tenis

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.