Nairo se lamenta: “Quise seguir a los mejores y no me regulé”

·1  min de lectura

Nairo Quintana es consciente de que depende de un milagro para hacerse de un lugar en el podio del Tour de Francia. A falta de una jornada de alta montaña, que se disputará este jueves, tras la etapa 17 terminó a casi tres minutos de Geraint Thomas, actualmente tercero en la general.

“Quisimos seguir a los mejores pero igual me pasé, tenía que haberme regulado un poco más, finalmente esperé al grupo de Gaudu y fui ahí. Los últimos dos kilómetros tenía que tomar responsabilidad porque seguían tomando tiempo e intentar evitar más perdidas. Mañana será otro día, gente que hoy sobregiro el motor, es posible que lo pague mañana”, señaló.

Quintana se quedó a 26 kilómetros de meta en medio de un ataque feroz de Jonas Vingegaard y Tadej Pogacar, favoritos en la pelea por el maillot amarillo. “Se hizo un gran esfuerzo, seguimos a rueda. Sabemos que los otros corredores tienen mucho equipo y los han ayudado a salvar un día y otro. De mí parte creo que estaremos muy bien mañana. Poder terminar en buena condición es importante para lo que se viene”.

“Mañana puede pasar cualquier cosa porque es una etapa mucho más dura con altura. El primer y segundo puerto son muy duros y el último que es de remate y es un puerto que hace muchos años no se sube y muchos jóvenes no tienen conocimiento de este y eso me podría favorecer”, aseveró.

Eso sí, el colombiano no baja los brazos en su lucha por el podio. “Hasta la línea de París no se sabe. Vamos a ir a rueda y mirar que pasa. Hemos preparado, hay días que salen bien y otros menos, pero hemos destacado con buena regularidad”.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.