Nadal llega en horas bajas a la lucha por su 23º Grand Slam en Melbourne Park

FILE PHOTO: Australian Open

Por Nick Mulvenney

SÍDNEY, 12 ene (Reuters) - Rafa Nadal afrontará el Abierto de Australia poco rodado y con solo una victoria en su haber desde el Abierto de Estados Unidos de septiembre, pero a nadie sorprendería que retuviera el título que ganó por segunda vez el año pasado.

Los estragos de dos décadas en el circuito significan que Nadal rara vez ha podido prepararse para los grandes torneos como otros jugadores, lo que le obliga a confiar en sus habilidades y fortaleza mental, que le han dado 22 títulos de Grand Slam, una vez que comienza la acción.

Las lesiones en las costillas, el abdomen y los pies lo mantuvieron alejado de las pistas durante gran parte de la temporada después de Wimbledon el año pasado, y la semana pasada perdió los dos partidos que disputó con España en la United Cup para empezar el nuevo año.

Aunque no es lo ideal, la preparación cuenta mucho más que la forma en esta etapa de su carrera y el español de 36 años está posiblemente en mejor posición que al principio de la temporada pasada, cuando pensó que un problema en el pie podría poner fin a su carrera.

"Los últimos meses no pude jugar mucho al tenis y al comienzo de la temporada perdí dos partidos en Sídney, pero, sinceramente, no estoy descontento con la preparación", dijo Nadal en Melbourne el martes.

"Necesito ganar partidos, pero la preparación va bastante bien, practicando mucho y creo que estoy en buena forma.

"Necesito demostrar esto en los partidos y en los torneos oficiales."

"Confío en que si puedo tener una buena última semana de entrenamiento, ¿por qué no?"

Como número dos del mundo, Nadal será cabeza de serie en su 18º viaje al Abierto de Australia tras la retirada por lesión de su joven compatriota Carlos Alcaraz.

Eso debería darle la oportunidad de abrirse camino en el torneo en la primera semana como preparación de cara a rivales más duros en las rondas posteriores.

En la final del año pasado, Nadal se recuperó de dos sets en contra y venció a Daniil Medvédev en cinco horas y media.

Tras su 14º título en el Abierto de Francia, podría aventajar aún más a Novak Djokovic (21) y al ya retirado Roger Federer (20) en la carrera por los títulos de Grand Slam con un tercer triunfo en las famosas pistas azules de Melbourne.

"Solo tiene que llegar sano. Va a ser un animal absoluto y estoy seguro de que va a jugar su mejor tenis", dijo el excampeón de Grand Slam Mats Wilander a Eurosport esta semana.

"Tiene una gran oportunidad de ganar el Abierto de Australia".

(Reporte de Nick Mulvenney en Sydney, editado en español por Flora Gómez)