Nadal apunta a Berrettini con el ‘major’ 21 en el horizonte

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Melbourne (Australia), 27 ene (EFE).- El español Rafael Nadal (6) tendrá la oportunidad de clasificarse para la que sería su sexta final en Melbourne Park en el choque de semifinales que le enfrentará este viernes al italiano Matteo Berrettini (7), con el sueño en el horizonte de convertirse en el primer tenista de la historia en superar la barrera de los 20 títulos Grand Slam.

Su preparador Carlos Moyà desveló que el golpe de calor que sufrió durante su última victoria frente al canadiense Denis Shapovalov (14) "es una patología de la que te recuperas con facilidad". Nadal completó este jueves un entrenamiento, tanto con el propio Moyà como con su otro técnico, Marc López, en el que puso en práctica con especial énfasis el resto y la derecha cruzada, con el objetivo de contrarrestar el poderoso servicio del italiano, así como para encontrarle su revés y no dejarle dominar con la derecha.

El campeón de 20 grandes llega a la cita después de llevarse un milagroso partido en cinco sets ante el joven canadiense y sobreponerse a un golpe de calor que le tuvo contra las cuerdas tras dejar escapar la ventaja de los dos primeros sets.

A pesar de los problemas para levantar un partido que se le presentó muy cuesta arriba, el de Manacor ha experimentado una notable mejoría desde que llegó a Melbourne, fruto de su título en el Melbourne Summer Set y sus cinco victorias en el Grand Slam.

“He mejorado en todos los aspectos”, indicó el propio Nadal tras superar en la tercera ronda al ruso Karen Khachanov e hizo hincapié en aspectos fundamentales como “la movilidad” o “el revés” como bloques en los que se encuentra mucho más cómodo según va superando rondas.

El único español vivo en el cuadro cometió el mayor número de dobles faltas de su carrera (12) ante Shapovalov y el motivo fue tanto por su contratiempo con el calor, así como por una razón de peso tenístico.

Con 35 años su agilidad no es la misma y su plan para solventarlo es por mediación de agresivos segundos servicios que no le hagan perder el dominio del punto.

Será fundamental esta cuestión ante el transalpino Berrettini, dada su consistencia con un letal servicio que le ha hecho sumar un total de 92 saques directos desde que arrancó la competición.

Del mismo modo será decisiva la capacidad de Nadal para encontrar el revés del italiano, así como su determinación por conectar derechas paralelas que perjudicarían en gran medida a un Berrettini que suele cubrir tres cuartos de la pista con su derecha y deja muy descubierto el lado por donde entrarían los ‘drive’ paralelos del español.

Tan sólo se enfrentaron en una ocasión en el pasado y fue en las semifinales del Abierto de Estados Unidos de 2019, competición en la que el balear acabaría levantando el título después de imponerse en la final al ruso Daniil Medvedev (2).

Un escenario que podría repetirse en la actual edición del Abierto de Australia considerando que el moscovita se medirá en la otra semifinales al griego Stefanos Tsitsipas (4).

La previsión meteorológica prevé una fuerte tormenta eléctrica, acompañada por abundantes chubascos, que obligaría a la organización del evento a cerrar el techo de la pista central Rod Laver Arena.

Esta situación no sería la idónea para un Nadal que se beneficia del calor seco en pistas descubiertas ya que las pelotas son más vivas y, por tanto, sus efectos se ven recompensados en mayor medida.

Sin embargo, el español afirmó durante la primera semana de competición que se tiene que adaptar a cualquier tipo de condiciones y esta actitud será la que le pueda acercar aún más al que sería su título ‘slam’ número 21.

“Quiero seguir ganando porque amo lo que hago, más que por conseguir el título 21. No creo que mi felicidad vaya a depender de si tengo más títulos Grand Slam que otros”, explicó durante su última rueda de prensa.

El partido se disputará a las 14:30 horas (04:30 hora peninsular) y se celebrará en una Rod Laver Arena que contará con una mejor entrada después de que el torneo anunciara un incremento del 50% al 65% de espectadores para las semifinales de este viernes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.