Nacional - Peñarol: la reacción de Luis Suarez contra sus hinchas, que agredieron al arquero rival cuando era atendido por los médicos y su descomunal golazo

·3  min de lectura
La furia de Suárez con sus propios hinchas, quienes agredieron al arquero de Peñarol en el clásico
La furia de Suárez con sus propios hinchas, quienes agredieron al arquero de Peñarol en el clásico

Nacional venció 3 a 1 a Peñarol, en una nueva edición del clásico uruguayo. Y en su regreso al fútbol de su país, Luis Suárez marcó uno de los goles. Un gran gol, con una volea de zurda desde lejos que se metió en el ángulo superior derecho del arquero. Sin embargo, el foco de la noticia fue más allá del triunfo y del tanto en sí del crack charrúa.

Ocurre que cuando el partido estaba 0 a 0, el Pistolero protagonizó una acción mucho más cercana al sentido común, y que seguramente avergonzó a más de un hincha del Bolso.

Cuando se jugaban 25 minutos de la primera etapa, Suárez no dudó en encarar a los propios fanáticos de Nacional con gestos y gritos elocuentes. Con sus dedos índices señalándose sus sienes, les decía: “¿Qué hacen? ¿Están locos?”.

El golazo de Suárez y lo mejor del partido

El crack uruguayo estaba realmente ofuscado, y solo unos pocos de los cientos de miles que seguían las instancias del partido en el Parque Central y por TV comprendían por qué.

Pero todo quedó claro cuando la transmisión oficial repitió la acción. Kevin Dawson, arquero de Peñarol, se recostó sobre el césped y acusó una molestia física, razón por la cual pidió asistencia médica. Entonces, los hinchas locales comenzaron a agredirlo con proyectiles. Incluso, se ve como le impacta en el cuello un paquete de pochoclos.

Entonces, los más enfervorizados se calmaron, Dawson se recuperó y la acción siguió. Sobre el final del primer tiempo, Mathias Laborda puso el 1 a 0 para Nacional. Y a los 7m del segundo, el propio Suárez amplió la ventaja con un golazo: zurdazo desde afuera del área. El rápido descuento de Kevin Méndez, a los 16m, llevó algo de emoción a las acciones, pero a los 30m Camilo Cándido desató la fiesta local.

Lejos de la organización europea a la que el goleador se había acostumbrado durante su exitoso paso por Liverpool, Barcelona y Atlético Madrid, Suárez también se sorprendió cuando a menos de 20 minutos para el final del partido, el árbitro interrumpió las acciones porque se había desatado una lluvia de bengalas en el estadio.

Luego de la enorme expectativa que se generó con la llegada del Pistolero, Nacional sufrió un duro golpe al ser eliminado de la Copa Sudamericana, a manos de Atlético Goianiense. El Bolso uruguayo había caído 3-0 de visitante, terminó 0-4 el global y afuera del torneo internacional. La algarabía por el regreso del “Pistolero” Suárez, después de una brillante carrera de 17 años en el fútbol europeo, fue pura desilusión para Nacional tras el traspié internacional. Por eso también es que este triunfo en el clásico uruguayo se celebró con muchas ganas. Ahora al Bolso le queda el torneo charrúa para mostrar la chapa de Suárez, el goleador, de 35 años.

El Tricolor, que comenzó mejor el partido, dominando y llegando por las bandas al área mirasol, logró la ventaja en el cierre del primer teimpo gracias a un cabezazo de Mathías Laborda a los 46′ tras un tiro de esquina de Franco Fagúndez, según cuenta la crónica del diario El País.

En la segunda etapa, apareció Luis Suárez, una de las figuras de la tarde, para poner un golazo y aumentar la ventaja del local a los 52′ y por más que el aurinegro descontó con un tanto de Kevin Méndez a los 61′. Tras la interrupción durante siete minutos por los incidentes, Camilo Cándido le puso las cifras definitivas al partido anotando el 3-1 para los de Pablo Repetto.