Los números con los que aterriza Sadio Mané a la Bundesliga

·2  min de lectura

A Bayern Munich se le fue Robert Lewandowski, aunque poco sintió su impacto. Es que, ante una salida de esta importancia, se anticipó con la contratación de Sadio Mané, siendo uno de los mejores fichajes en este mercado de pases.

En el delantero senegalés, estarán puestos los focos, a partir de este viernes, cuando los bávaros tengan el honor, como últimos campeones de la Bundesliga, de abrir el telón del campeonato alemán con su choque frente a Eintracht Frankfurt, en condición de visitante.

La llegada del africano al conjunto de Julian Nagelsmann resulta rutilante por la resonancia que adquirió su nombre en la élite de Europa, en los últimos años. Fue Liverpool, en el que permaneció seis temporadas, el club en el que mostró un gran nivel y se volvió un atacante temible.

Pues, en la última temporada, el jugador, de 30 años, lo plasmó con números más que destacados, a lo que acompañó con polifuncionalidad en la ofensiva. Es que, además de desplegarse por la banda izquierda, también supo desenvolverse como centrodelantero, de la mano de Jürgen Klopp, otro factor que podría permitirles a los teutones olvidar más rápido al polaco.

Hacia esta primera experiencia en el fútbol alemán, Mané llega con actividad de sobra, que refleja el valor que tuvo en los Reds. En el curso pasado, participó de 51 encuentros, entre todas las competiciones, de los cuales 46 fueron como titular. En total, acumuló 3939 minutos de acción, de acuerdo a los datos provistos por la agencia Opta.

Ahora bien, en términos de contribución, el último campeón de la Copa Africana de Naciones se lució con 23 goles, y aportó dos asistencias, una cifra que lo colocó como el segundo máximo goleador del equipo. De estas anotaciones, 16 fueron por Premier League y que lo posicionaron en el quinto lugar de la tabla de artilleros.

Además de su producción, el nacido en Bambali trasladó sus características completas en otros formidables registros. En su rol en ataque, intentó 124 remates y 51 fueron al arco, a la par que generó 14 grandes chances. Ligado a esto, brindó 504 pases en el último tercio del campo, de los 1096 exitosos, en una cantidad de 1410.

Mientras que su espíritu expeditivo, así como su velocidad, quedaron plasmados en sus 69 regates logrados y en los 339 uno contra uno superados frente a sus rivales.

Mané, quien hizo su parte mediante la insistencia para ser traspasado al Bayern, arribó con grandes ilusiones al Allianz Arena y su efecto fue inmediato: anotó en el amistoso con DC United y convirtió otro tanto en su presentación oficial y consagración en la Supercopa de Alemania, en el 5-3 final sobre RB Leipzig en la final.

Foto: RONNY HARTMANN/AFP via Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.