Andy Murray sorprende a su rival con una argucia controverida

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

En su sesión favorita, la nocturna, Andy Murray remontó al australiano James Duckworth (4-6, 6-3, 6-2 y 6-4), se olvidó de los problemas en el abdominal y venció en su debut en Wimbledon.

El británico, al que la organización otorgó el espacio de mayor audiencia en la central, como suele hacer con su estrella, continúa dando guerra a sus 35 años y, pese a su prótesis en la cadera y los problemas en el abdominal que le bajaron de Queen's y le tuvieron días sin sacar, debutó con triunfo en su Grand Slam.

Ese que ha ganado en dos ocasiones (2013 y 2016) y en el que dice estar para ganar. Si no ni lo intentaría, aseveró un Murray que tuvo que remontar a Duckworth, un tenista sin victorias oficiales esta temporada, y que, después de apuntarse el primer set se deshizo completamente.

Murray, una vez tropezado en el primer parcial, no volvió a conceder ni una sola oportunidad con su servicio y demostró por qué, si está en forma, es de los tenistas más peligrosos en hierba. Lo demostró hace unas semanas cuando alcanzó la final de Stuttgart y pretende ponerlo en práctica también en Wimbledon, el torneo que más calor y cariño le da.

Durante el partido, el escocés sorprendió a propios y extraños al utilizar una argucia que, en algunos ámbitos del tenis, genera controversia como lo es el saque por debajo del brazo.

Aunque cada vez está más aceptado como un recurso más, y estrellas como Nick Kyrgios han hecho de él prácticamente un símbolo de su juego, lo cierto es que es solo la segunda vez en su prolífica carrera que el tenista británico utiliza esta táctica.

"Él cambió su posición de resto así que decidí utilizarlo", explicó Murray después del partido. "En el momento en el que vi que daba un paso hacia atrás, lancé ese servicio", añadió.

El de Glasgow, además, aseguró que nunca ha tenido ningún problema con este tipo de saque, pese a que apenas lo ha utilizado hasta ahora.

"Cada vez los jugadores restan desde más lejos de la línea. Nadie dice que sea una falta de respeto que los tenistas se coloquen a cinco o seis metros de la línea de fondo para obtener una ventaja. Así que lo usé, no como una falta de respeto. Pero si te vas al fondo de la pista, lo voy a explotar", explicó

En segunda ronda el escocés se medirá a John Isner, que hizo gala de 53 saques directos para ganar en cinco sets a Enzo Couacaud en primera ronda. Será el décimo enfrentamiento entre Murray e Isner, con todo victorias para el británico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El bochornoso momento de Fher de Maná en el escenario con una fan

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.