Murió Pierre Manrique, periodista deportivo peruano de larga trayectoria en radios argentinas

·3  min de lectura
Pier Manrique trabajó muchos años en el periodismo deportivo en la Argentina y era una persona muy querida en el ambiente
Pier Manrique trabajó muchos años en el periodismo deportivo en la Argentina y era una persona muy querida en el ambiente

El periodista peruano Pierre Manrique murió en Lima por una infección pulmonar. Tenía 48 años y había regresado en 2016 a su país luego de una larga trayectoria en radios argentinas, como Rivadavia, ESPN Radio y La Red. Reconocido en el medio, dueño de una voz inconfundible y enamorado del fútbol y de su equipo, el Melgar FC de Arequipa, tenía su propio programa en la capital peruana llamado “Las voces del fútbol”.

Manrique estaba siempre con una radio chiquita en un oído y un teléfono celular en el otro. Quienes lo conocieron hablan de un periodista “incisivo, que no se casaba con nadie”, y que podía hablar delante de un micrófono o producir las mejores entrevistas, como hizo en ESPN o en La Red antes de volverse a su tierra. Allí, en Perú, se casó con Aída y tuvo un hijo en 2019.

El recuerdo de Enrique Sacco a Pierre Manrique

“Un gran tipo”, lo califican quienes tuvieron trato con él durante su estadía de más de 30 años en Buenos Aires. Manrique tiene en su currículum haber sido el cronista de Racing en 2001 para Radio Rivadavia. Fue el año en el que la Academia se consagró campeón. Ese seguimiento le valió el reconocimiento del mismísimo Reinaldo “Mostaza” Merlo, entrenador de aquel equipo con el que siempre mantuvo una gran relación. Amigo de Gustavo López y de varios periodistas de La Red, llamaba “Iárroch” a Gustavo Yarroch, el hombre que hace River. Desde que Manrique regresó a Perú, López lo rebautizó en su honor.

De regreso a tierras peruanas, Manrique ingresó en RPP, una de las radios más importantes de ese país. Se convirtió en editor de Deportes y reformó la manera de contar las noticias deportivas. Fundó un programa llamado “Fútbol como cancha” que se emite aún hoy y transformó una redacción anquilosada en otra más vigorosa. “Trajo toda la escuela que había hecho en Argentina para acá. Reinsertarse no le costó”, contaron desde Lima a LA NACION.

Pierre Manrique había egresado en 1998 de la escuela del Círculo de Periodistas Deportivos

En RPP contó primero que nadie el positivo de Paolo Guerrero, el mejor jugador del seleccionado dirigido por Ricardo Gareca. Hubo quienes lo acusaron de haber filtrado la información a medios argentinos. Su rostro se hizo viral y recibió hasta amenazas de muerte. Coincidió con su punto más alto como relator, otra actividad que lo fascinaba: había viajado a Quito (Ecuador) a transmitir el partido del equipo incaico, que terminaría ganando y acercándose al repechaje. Perú terminó en Rusia 2018 y Manrique estuvo allí siguiendo al equipo de su país.

Luego dejó RPP y deambuló por otras radios hasta hoy. Tenía la capacidad de ser argentino cuando del otro lado había un interlocutor de acá. O peruano si el entrevistado de ocasión era de allá. Siempre levantaba un teléfono y preguntaba. Le elogiaban su léxico y su cultura general. El periodismo deportivo de dos países lamenta hoy su desaparición física.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.