Murió un participante en una de las distancias de la clásica UTMB

·1  min de lectura

Es una de esas noticias que ninguna organización quiere oficializar ni nadie quiere leer. En el regreso de la Ultra Trail du Mont Blanc, la carrera en montaña más famosa y marketinera del mundo, hubo que lamentar el deceso de un atleta de nacionalidad checa.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El martes 24 de agosto a las 15 largó una de las distancias más técnicas que tiene la UTMB: la TDS, con un total de 145 kilómetros y un desnivel positivo de 9.100 metros. Cuando había pasado cerca de media hora del miércoles llegaron las peores noticias: un corredor checo sufrió una terrible capida en Passeur de Pralognan, a 62.3 kilómetros de la largada. 

El atleta fue rescatado en helicóptero pero horas después se confirmó su deceso. Según explicaron los testigos, se trataba de una zona de descenso muy técnico y peligroso, en el que debían sostenerse de cuerdas para pasar. La noche, el mal tiempo y el agua nieve complicaron el panorama.

En el momento en el que se realizó el rescate se anunció la suspensión de la competencia para todos aquellos que aún no habían logrado superar esa zona, ya que la espera generó un embudo que ponía en riesgo la integridad del resto de los participantes, unos 1.200. 

Los otros 293 que ya habían superado el punto crítico continuaron con la TDS. Los ganadores fueron el noruego Erik-Sebastian Krogvig en 18h49m58 y Manon Bohard con un tiempo de 23:11:14.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.