¿Mundiales de rugby en Estados Unidos? El revolucionario objetivo del presidente Joe Biden y cuál es su vínculo con este deporte

·6  min de lectura
Joe Biden, en 2016, cuando recibió una camiseta de los All Blacks personalizada de manos de Charlie Faumuina y Jerome Kaino
CHRIS MCKEEN/AFP

La historia del Mundial de rugby empezó en 1987, con sede compartida: Nueva Zelanda y Australia. Se presagiaba una final en el Eden Park, de Auckland, entre los anfitriones, pero Francia, liderado por el recordado fullback Serge Blanco, se interpuso en el camino en una extraordinaria semifinal en Sydney y quebró el ideal organizativo y de marketing. El campeón, el primer campeón, claro, no podía ser otro que los All Blacks, con un paso arrollador a lo largo del certamen. Con su mítica pareja de medios, David Kirk y Grant Fox, y forwards como Alan y Gary Wheaton, Sean Fitzpatrick, Wayne Shelford y Zinzan Brooke. Y el wing que estremeció al planeta ovalado: John Kirwan, un gigante incontenible.

Después, el Mundial de rugby pasó por distintas sedes. En 1991, Reino Unido, Francia e Irlanda; en 1995, Sudáfrica (retratado en la película “Invictus”, por el sentido que tuvo la gesta de los Springboks en tiempos de Nelson Mandela); repitió en 1999 el escenario tri de 1991; 2003 fue Australia; Francia, Gales y Escocia se repartieron el de 2007; en 2011 la magia del rugby retornó a Nueva Zelanda; en 2015 anduvo por Inglaterra y Gales, y el último, en 2019, en Japón. El próximo, en 2023, tocará nuevamente en Francia. Y en 2027, Australia.

Como se puede observar, mucha tradición en la designación de las sedes. Casi un circuito cerrado entre los países donde mayor convocatoria tiene este deporte. Sin embargo, para 2031 podría romperse con la historia con una sede impensada hace algunos años: Estados Unidos. Y detrás del movimiento para conseguir la designación está nada menos que el presidente, Joe Biden. Una apuesta ambiciosa: no sólo quiere organizar el Mundial masculino, sino también el femenino, en 2033.

La carta de Biden

El “operativo seducción” lanzado hacia la World Rugby incluyó una carta especial que el propio Biden le envió al presidente de la entidad, el inglés Bill Beaumont, una gloria de este deporte. El desenlace de estas gestiones se conocerá el próximo 12 de mayo, y en el entorno de la World Rugby ven con buenos ojos que el presidente de Estados Unidos haya tomado las riendas de las negociaciones.

¿Qué dice la carta que Biden le envió a Beaumont? “Los Estados Unidos apoyan firmemente el esfuerzo para traer el Torneo de la Copa del Mundo de Rugby Masculino de 2031 y el Torneo de la Copa del Mundo de Rugby Femenino de 2033 a nuestro país y espera trabajar con Rugby World Cup Limited para ayudar a concretar las Copas del Mundo de Rugby más exitosas de la historia”.

Biden jugó al rugby en la universidad y es primo del irlandés Rob Kearney
ROBERTO SCHMIDT


Biden jugó al rugby en la universidad y es primo del irlandés Rob Kearney (ROBERTO SCHMIDT/)

El presidente Biden, además, se comprometió a “promover el desarrollo del rugby en Estados Unidos y en todo el mundo de forma sostenible y humanitaria, sin discriminación alguna, independientemente de la raza, la nacionalidad o el credo”, y afirma que el gobierno estadounidense trabajará para garantizar que “se minimice cualquier impacto adverso sobre el medio ambiente como resultado de los torneos”.

Biden dijo que las garantías gubernamentales solicitadas por World Rugby serían “ejecutadas por funcionarios que tienen la competencia y la autoridad” para hacerlo, o en cooperación con estados y entidades privadas. Estados Unidos también buscará la promulgación de cualquier legislación necesaria, dice la carta.

El equipo Estados Unidos escucha su himno, en una imagen del Mundial 2015
El equipo Estados Unidos escucha su himno, en una imagen del Mundial 2015


El equipo Estados Unidos escucha su himno, en una imagen del Mundial 2015

Los demócratas de Biden pueden perder el control del Congreso en favor de los republicanos en noviembre próximo. Sin embargo, ello no sería un problema para la candidatura, ya que existe un grupo bipartidista de Rugby en el Congreso que apoya la candidatura a la Copa Mundial.

Ahora bien, ¿de dónde nace este interés personal de Biden por obtener una candidatura para dos Mundiales de rugby? No pudo desarrollarse como deportista en un club de rugby, pero sí lo hizo en sus tiempos universitarios en la Facultad de Derecho. Y es seguidor fanático de cada actuación de Irlanda, uno de los mejores equipos de Europa y participante en Mundiales y en el tradicional torneo de las Seis Naciones. Es más, recientemente recibió en la Casa Blanca al exfullback irlandés Rob Kearney, que además es primo suyo.

La pelota en el Despacho Oval

Y más detalles. En una visita a la Casa Blanca de Barack Obama, expresidente de Estados Unidos y también Demócrata, se pudo ver una pelota de rugby autografiada en el Despacho Oval. Fue el propio Kearney el que, a través de las redes sociales, compartió con sus seguidores una foto en la que le obsequiaba a Biden la pelota. Es más, cuentan que ambos patearon un rato la ovalada en uno de los jardines. Fue el día posterior a St. Patrick’s Day, la famosa celebración irlandesa.

Rob Kearney con la pelota autografiada que le obsequió al presidente Joe Biden
Rob Kearney con la pelota autografiada que le obsequió al presidente Joe Biden


Rob Kearney con la pelota autografiada que le obsequió al presidente Joe Biden

No sólo fue Biden el que movió las fichas públicamente. Jim Brown, presidente de la candidatura de Estados Unidos a la Copa Mundial de Rugby, dijo: “Nos sentimos honrados y humildes por el hecho de que el presidente Biden comparta nuestro deseo con optimismo, no sólo sobre la celebración de las próximas Copas del Mundo de Rugby en Estados Unidos, sino también sobre el enorme potencial que tiene este deporte en este país”. Y continuó: “El apoyo de los gobiernos federales, estatales y locales es fundamental para el éxito de la planificación y ejecución de un evento de clase mundial y este fuerte respaldo del presidente marca un enorme paso adelante en nuestros planes para organizar increíbles torneos de la Copa del Mundo de Rugby en los Estados Unidos en 2031 y 2033.”

Rob Kearney en el Despacho Oval

Asimismo, Ross Young, el director ejecutivo de USA Rugby, dijo: “Ahora esperamos con optimismo la decisión final de World Rugby en menos de un mes. El potencial para hacer crecer el deporte del rugby en Estados Unidos es realmente inmenso, y todos estamos esperando con entusiasmo los próximos pasos en caso de que se conceda a Estados Unidos la oportunidad de ser sede”.

Por el momento, no hay sedes que compitan para 2031 con Estados Unidos. País, por otra parte, que todavía no ha conseguido la clasificación para el Mundial de Francia 2023, plaza que dirimirá con Chile. En cuanto al Mundial femenino, se realizará en Nueva Zelanda, en octubre próximo.

¿Cuáles serían las ciudades principales para un eventual Mundial de rugby en Estados Unidos? Nueva York, Nueva Yersey, Washington DC, San Francisco, Miami, Orlando, Los Angeles, Dallas, Atlanta, Boston, Austin, Minneapolis, Nashville, Filadeldia, Phoenix, Seatlle, Baltimore, Birmingham, Charlotte, Chicago, Denver, Houston, Kansas City, Pittsburgh y San Diego. Como detalle, en octubre, Estados Unidos se enfrentó con los All Blacks en Landover, Maryland, con victoria por 104-14 para los Hombres de Negro. ¿Cuánto público asistió? Unas 40.000 personas.

El operativo Mundial de rugby está en marcha y Estados Unidos aguarda la decisión final de World Rugby. Biden ya tiene un gran recuerdo en su despacho. Ahora apunta a un try para la historia.